El fenomenal corredor Zátopek ganó su primer oro olímpico hace 65 años

30-07-2013

Hace 65 años, Emil Zátopek triunfó en la carrera de 10.000 metros en los Juegos Olímpicos de Londres. El legendario corredor de fondo ganó en la capital inglesa la primera presea olímpica para el atletismo checo.

Emil Zátopek, foto: Roger Rössing, Deutsche Fotothek, CC BY-SA 3.0 Emil Zátopek, foto: Roger Rössing, Deutsche Fotothek, CC BY-SA 3.0 Le apodaban La Locomotora Checa, por la firmeza de su ritmo, y Emil el Terrible, por las muecas con las que acompañaba su estilo trabajoso de correr.

“Simplemente no estoy hecho para sonreír al correr. Pero si esto no es gimnasia ni patinaje artístico”, solía decir Emil Zátopek, cuyo lema vital era: “Si no puedes más, ¡acelera!”.

El 30 de julio de 1948, ante unos 60.000 espectadores que llenaron el estadio olímpico de Wembley, Zátopek aceleró de manera que logró la primera medalla de oro para el atletismo checoslovaco al triunfar en la prueba de 10.000 metros.

Aún así, el desarrollo de la carrera no insinuaba que Zátopek pudiera lograr un resultado histórico, según comentó más tarde el corredor checo.

“El competidor finlandés Vilje Heino me dijo de manera amistosa que en el calor que hacía no sería bueno comenzar la carrera demasiado rápido. Le agradecí su consejo y les pedí a nuestros encargados en las gradas que me dieran señales para controlar mi ritmo. Pero los favoritos se dispararon en la salida y en cada vuelta aumentaban su ventaja, mientras que mis compañeros me señalaban que no me apresurara. Incluso sospeché si esa táctica no era errónea”, dijo.

Las sospechas de Zátopek se disiparon en el sexto kilómetro, cuando La Locomotora Checa se puso a la cabeza del pelotón e hizo una escapada para cruzar la meta con una ventaja de 48 segundos. En los Juegos Olímpicos de 1948, Zátopek además logró la medalla de plata en la distancia de 5.000 metros.

Emil Zátopek, Tarjeta QSL 2008Emil Zátopek, Tarjeta QSL 2008 Pero su época dorada aún estaba por llegar. Cuatro años más tarde, en las Olimpíadas de Helsinki, el soldado de profesión triunfó en las pruebas de 5.000 y 10.000 metros así como en el maratón, batiendo en dichas distancias el récord olímpico. El checo es el único corredor que logró triunfar en estas tres disciplinas en un solo evento atlético. Las Olimpíadas de 1952 fueron todo un triunfo para Zátopek, cuya esposa, Dana, ganó además en la capital finlandesa el oro olímpico en lanzamiento de jabalina.

Nacido en 1922 en la ciudad de Kopřivnice, el corredor checo batió 18 veces el récord mundial en varias disciplinas de fondo. En 1956, tuvo que ser hospitalizado durante unas seis semanas por una lesión en las ingles y jamás recuperó su tremenda contundencia anterior. Dos años más tarde puso punto final a su carrera profesional.

En 1969 fue expulsado del Ejército y del Partido Comunista Checoslovaco por haber apoyado la intentona reformista conocida como Primavera de Praga. Zátopek luego tuvo que ganarse la vida como obrero de excavación de pozos, entre otros. Tras la caída del régimen comunista fue rehabilitado y más tarde fue galardonado como el mejor atleta checo del siglo XX. Emil Zátopek falleció en 2000 a los 78 años de edad.

30-07-2013