El Foso de los Ciervos se abrió al público de forma excepcional

19-11-2019

El Foso de los Ciervos (Jelení Příkop), cerrado por reconstrucción, se abrió de forma excepcional por la fiesta nacional los días 16 y 17 de noviembre.

Esta zona natural forma parte del Castillo de Praga. Aquí, el presidente T. G. Masaryk mandó construir lugares de refugio para unos osos de Rusia que le regalaron los legionarios checoslovacos. Durante el régimen comunista, el sitio volvió a ser inaccesible, pero se abrió de nuevo con la llegada de Václav Havel, quien pidió construir un túnel para peatones que conectaba las dos zonas del parque. El túnel se construyó siguiendo el diseño del arquitecto Josef Pleskot.