El Gobierno checo se tambalea

25-07-2019

La reunión entre el primer ministro Andrej Babiš y el presidente Miloš Zeman no arrojó el resultado esperado por los políticos oficialistas. El mandatario reiteró que va a destituir al ministro de Cultura a finales de mes, pero dejó en el aire el futuro de la cartera y del Gobierno.

Miloš Zeman y Andrej Babiš, foto:  Jiří Ovčáček/Twitter Miloš Zeman y Andrej Babiš, foto: Jiří Ovčáček/Twitter La crisis gubernamental continúa. La reunión entre el primer ministro Andrej Babiš y el presidente Miloš Zeman de este miércoles no aportó nada nuevo. En una reunión anterior el mandatario se había comprometido a aceptar la destitución del jefe de la cartera de Cultura, Antonín Staněk, pero no especificó si aceptaría al nuevo candidato Michal Šmarda nominado por la Socialdemocracia.

Miloš Zeman, foto: Michaela Danelová / ČRoMiloš Zeman, foto: Michaela Danelová / ČRo Antes del último encuentro con el presidente, Babiš dijo a los medios de comunicación que deseaba resolver la incómoda situación de una vez por todas antes de que el Gobierno salga de vacaciones.

El jefe del Gabinete informó por medio de un tuit que el presidente nombraría a un nuevo ministro a mediados del mes de agosto, pero tampoco ofreció detalles.

La noticia activó las alarmas de la socialdemocracia que ha condicionado su permanencia en el gobierno minoritario de coalición con que su candidato, Michal Šmarda, se haga cargo de Cultura.

En declaraciones a la Televisión Checa, Šmarda lamentó el fracaso de la reunión.

Michal Šmarda, foto: ČTK / Michal KamarytMichal Šmarda, foto: ČTK / Michal Kamaryt “Lo que ocurre en estos momentos es perjudicial para el Ministerio de Cultura. Pronto empezarán las negociaciones sobre el presupuesto del próximo año y es necesario que tengamos un ministro con un mandato fuerte”.

El vicepresidente del opositor movimiento Alcaldes e Independientes, Jan Farský, sostuvo que la crisis es artificial y es producto de un pulso entre el primer ministro y el presidente.

“Desde hace ocho semanas estamos resolviendo un asunto completamente innecesario. Esta situación daña al sector de la cultura, la Constitución y menoscaba la democracia parlamentaria de la República Checa, y todo esto porque dos “chicos” quieren demostrar quién es el más fuerte”.

La presión contra Babiš va en aumento y llega tanto desde la presidencia, como de la Socialdemocracia, aliado de coalición, y de la oposición que le reclama que no consigue hacer que el mandatario cumpla con lo que dicta la Constitución de la República.

Senadores checos presentando la propuesta de recurso de inconstitucionalidad contra el presidente de la RCh (Václav Láska es el tercer de la derecha), foto: ČTK/Ondřej Deml Senadores checos presentando la propuesta de recurso de inconstitucionalidad contra el presidente de la RCh (Václav Láska es el tercer de la derecha), foto: ČTK/Ondřej Deml Un grupo de senadores presentó una propuesta de recurso de inconstitucionalidad contra el presidente Miloš Zeman que fue aprobada este miércoles por el Senado, según informó Václav Láska, uno de sus principales promotores.

“El día de hoy el Senado aprobó la propuesta de recurso de inconstitucionalidad contra el presidente de la República Checa, Miloš Zeman, por incumplimiento de la Carta Magna”.

Los senadores quieren acusar al mandatario por sospechas de influir a representantes del Poder Judicial en procesos abiertos. Le acusan, entre otras cosas, de violar la Carta Magna al negarse a destituir de manera inmediata al ministro de Cultura y de nombrar a uno nuevo propuesto por el primer ministro, después de previo acuerdo con la Socialdemocracia.

Los comentaristas coinciden en que con su actitud, el presidente Zeman ayuda a profundizar la crisis gubernamental. Las próximas semanas el Ministerio de Cultura quedará a la deriva, sin jefe, al tiempo que la cúpula socialdemócrata anunció que no cambiará de opinión, y que su único candidato es Michal Šmarda.

25-07-2019