El grupo musical "Soldados Perros" celebran sus 25

02-11-2004

Uno de los más famosos grupos musicales checos, "Soldados Perros", perseguido en el pasado por el régimen comunista, celebra estos días su 25 cumpleaños, realizando una gira por la República Checa. Los músicos se presentarán este martes en Praga.

'Soldados Perros' (Foto: www.palacakropolis.cz)'Soldados Perros' (Foto: www.palacakropolis.cz) El líder del grupo "Soldados Perros", Filip Topol, solía tocar el piano con tanta vehemencia que hasta ensangrentaba el teclado. Incluso surgió la leyenda de que el pianista colocaba hojas de afeitar entre las teclas para cortarse en las manos y hacer así más atrayente el espectáculo. "Eso es una tontería, tocaba de manera salvaje, eso sí, pero me lesioné siempre debido a los glissandos, es decir, al pasar con la mano el teclado desde arriba abajo", explica el cantante, compositor y letrista, que proviene de una familia famosa: su padre es un renombrado dramaturgo y su hermano uno de los poetas actuales más leídos del país. Filip Topol puso música a varios de sus poemas.

El pianista, junto a compañeros de la escuela básica, fundó el grupo en 1979, cuando tenía sólo 14 años, utilizando el título de los guerreros de la tribu de los Cheyennes americanos, según la novela "Pequeño Gran Hombre" de Thomas Berger. Los "Soldados Perros" tuvieron que luchar desde el principio de su carrera, ya que mantenían una estrecha relación con el escenario undeground que se oponía al régimen comunista: en 1979 se presentaron por primera vez en las "Jornadas de Jazz de Praga"; sólo un mes después, la policía secreta sometió a Topol a un interrogatorio y al año siguiente, los comunistas prohibieron que el grupo se presentara públicamente. Los músicos pudieron entonces realizar sólo conciertos clandestinos, bajo el seudónimo P.V.O.

Los "Soldados Perros" lanzaron su primer disco al mercado oficialmente en 1989, tras la "Revolución de Terciopelo". El grupo inició su carrera profesional y empezó a actuar en el exterior, Topol escribió varios libros, música fílmica y protagonizó la película titulada "Hojas de Afeitar"; y por cierto, así se llama uno de los mayores éxitos del grupo. Pero con el tiempo, el músico se hizo adicto al alcohol, y, hace siete años, los médicos incluso tuvieron que hacerle una pancreatectomía parcial. Tras esa intervención, Topol pasó a ser abstinente durante unos cinco años, aunque hoy día ha vuelto a tomar bebidas alcohólicas. Este martes celebrará el grupo de jazz punk en la capital checa sus 25 y los hermanos Topol bautizarán en el concierto el libro de sus letras, titulado "La Nación de los Soldados Perros".

02-11-2004