El humo del cigarrillo molesta en los restaurantes

18-05-2006

En la República Checa hay 88 restaurantes y 18 hoteles en los que está estrictamente prohibido fumar. Mientras que una parte de la población considera suficiente esa cantidad, la mitad de los checos insiste en que el cigarrillo debería estar prohibido en todos los restaurantes del país.

A los checos comienza a molestarles el humo de los cigarrillos en los restaurantes. Esto se desprende de un reciente sondeo de opinión realizado por la agencia demoscópica SC&C para el diario Mladá Fronta Dnes entre más de tre mil personas. La mitad de los entrevistados afirmó que desearía que los políticos impulsaran la prohibición del consumo de cigarrillos en todos los restaurantes del país. Sus esperanzas las depositan en el nuevo Parlamento que surgirá a raíz de las elecciones generales de junio próximo.

Según el sondeo, los adversarios a la prohibición de fumar representan una minoría, concretamente el 41 por ciento de los entrevistados. Y un nueve por ciento de las personas indicaron que no tenían una postura determinada al respecto, indicando que el humo del cigarrillo no les molestaba.

Los que más defienden la prohibición de fumar en los restaurantes son los ciudadanos mayores de sesenta años de edad. Del informe se desprende asimismo que el cigarrillo molesta más a las mujeres que a los hombres.

No obstante, los analistas sostienen que difícilmente se puede esperar que el nuevo Parlamento checo proceda a la prohibición general de fumar en los restaurantes. Varios partidos políticos han incluido la prohibición de fumar en todos los lugares públicos en su programa electoral, entre ellos el Partido de los Verdes, pero ese mismo partido tiene el mayor porcentaje de fumadores entre sus miembros, representando éstos casi el 50 por ciento.

18-05-2006