El IVA reducido para libros revitaliza el mercado editorial checo

03-08-2015

La reducción del IVA para libros del 15 al 10% ha beneficiado al sector, de acuerdo con las editoriales, al posibilitar la producción de títulos más arriesgados o más costosos. Aun así el impuesto de valor añadido para publicaciones es en la República Checa uno de los mayores de Europa.

Foto ilustrativa: archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: archivo de Radio Praga La reducción del IVA para libros del 15 al 10% no ha provocado, como algunos temían, un mero aumento del beneficio de las editoriales, sino que se ha reflejado proporcionalmente en los precios. Esto ha relanzado las ventas y además ha animado a las empresas del sector a decidirse por publicaciones de autores menos conocidos, más especializadas y en general de mayor riesgo, comenta Lukáš Růžička de la editorial Paseka.

“La bajada del IVA nos ha ayudado a sacar títulos técnicamente más complicados. Por ejemplo este, ‘El Rascacielos Checo’ (‘Český Mrakodrap’), que es claramente un libro técnicamente muy difícil. Contiene un montón de fotos y el apartado gráfico dio bastante trabajo”.

La reducción del impuesto de valor añadido constituye además un balón de oxígeno en un momento en el que, debido a la devaluación de la corona, el coste de los derechos de autor y licencias es más elevado. La mayor parte de estos pagos se realizan de hecho en dólares o euros.

A pesar de todo el IVA para libros de la República Checa sigue siendo uno de los más altos de Europa, donde la media es del 7%. En algunos países como Gran Bretaña o Croacia los libros no pagan ningún impuesto, y en España, por ejemplo, es del 4%. En Dinamarca, aunque no disponen de IVA reducido y pagan el 25% del resto de los productos, el Estado se compromete a comprar 800 ejemplares de cada edición para las bibliotecas públicas y abona parte de la remuneración de los autores.

Por este motivo la Unión de Libreros y Editores planea proponer al Gobierno este otoño que reduzca de nuevo este impuesto y se vuelva a la situación de 2009, cuando los libros pagaban un 5% de IVA.

Este año el mercado editorial también se ha visto dinamizado por campañas como Luz Verde para los Libros, o Libros sin IVA, que tratan además de reforzar la tradición librera checa en reacción a los libros electrónicos e Internet.

03-08-2015