El magnate Andrej Babiš triunfa en las elecciones legislativas checas

21-10-2017

El movimiento ANO fue el más votado en las legislativas checas. Recibió cerca del 30% de los votos y su líder Andrej Babiš, de 63 años, se perfila como el hombre al que se le encargará la formación del nuevo Gobierno.

Andrej Babiš (a la izquierda), foto: ČTKAndrej Babiš (a la izquierda), foto: ČTK El triunfo del movimiento ANO, del multimillonario Andrej Babiš, en los comicios legislativos de este viernes y sábado en Chequia no ha sorprendido a nadie. Fue una especie de ‘crónica de una victoria anunciada’. Empezó como el gran favorito y así llegó hasta el final de la contienda electoral.

De la sorpresa se han encargado el partido Libertad y Democracia Directa (SPD) del empresario de origen japonés Tomio Okamura, que consiguió el más de un 10% de los votos, con un programa en contra de la Unión Europea, la inmigración y el islam. Y el otro gran sobresalto estuvo a cargo de los Piratas (Piráti) que por vez primera con también más del 10% de los votos han llegado a la Cámara de diputados, muy por delante de la hasta hace poco gobernante Socialdemocracia.

Nueve formaciones para la nueva Cámara Baja

Fuente: Archivo de ČRoFuente: Archivo de ČRo De acuerdo con los resultados preliminares, un total de nueve formaciones, además de los ya mencionados, integrarán la nueva Cámara de diputados: el conservador Partido Cívico Democrático (ODS) 11,2%, los comunistas (KSČM) menos del 8%, la Socialdemocracia (ČSSD) más del 7%, mientras que los democristianos (KDU-ČSL), el movimiento de Alcaldes e Independientes (STAN) y TOP 09 superaron a duras penas el 5% mínimo para entrar.

Petr Hartman, foto: Khalil Baalbaki, Archivo de ČRoPetr Hartman, foto: Khalil Baalbaki, Archivo de ČRo De acuerdo con el comentarista Petr Hartman, de la Radiodifusión Checa, Babiš convenció a los electores de que está en contra de los partidos tradicionales y que es la alternativa de la nueva política.

“Andrej Babiš logró convencer a los electores que es el hombre correcto para combatir el clientelismo y la corrupción, a pesar de ser miembro del Gobierno durante más de tres años, liderando el Ministerio de Finanzas y fue un empresario importante lo que podía provocar dudas en cuanto al clientelismo. Pero él logró disipar estas dudas y las relacionadas con el proceso penal en su contra”.

El comentarista agregó que los partidos tradicionales que integraron el Gobierno no han sido capaces de convencer al electorado de que el Gobierno funcionó bien también gracias a su trabajo dejándose eclipsar por Andrej Babiš.

Una oposición heterogénea

El Partido Cívico Democrático (ODS), foto: El Partido Cívico Democrático (ODS), foto: Los socialdemócratas y los democristianos que integraron con ANO la saliente coalición de Gobierno, pasarán a la variopinta oposición que tratará de encontrar puntos de coincidencia más allá de la aversión contra Babiš, pero se tratará de una tarea nada fácil.

La aritmética política de los analistas checos indica que el movimiento ANO puede crear una alianza con los conservadores del Partido Cívico Democrático (ODS), y lograr mayoría del total de 200 de la Cámara Baja. Lo mismo conseguiría en alianza con el partido Libertad y Democracia Directa (SPD), y muchísimo más en caso de una alianza con las dos agrupaciones.

Es la primera vez que en los últimos 24 años de vida democrática, una formación política gana de manera tan holgada unas elecciones legislativas en Chequia.

La correlación política de Andrej Babiš no podía estar mejor, puesto que sus relaciones con el presidente de la República, Miloš Zeman, atraviesan una especie de ‘luna de miel’ política. El mandatario ha dado a entender en más de una oportunidad que existe una buena sintonía con el magnate que en su momento declaró que quiere administrar el Estado como si se tratara de una compañía privada.

21-10-2017