El Museo Nacional recuerda el 125 aniversario de la Academia de Ciencias checa

16-10-2015

Una exposición instalada en el Museo Nacional de Praga recuerda los 125 años de la fundación de la Academia de Ciencias checa. Los visitantes pueden admirar los dos Premios Nobel concedidos en el pasado a científicos checos, así como documentos relacionados con la historia de esa institución.

El edificio de la Academia de Ciencias checa, foto: Oleg FetisovEl edificio de la Academia de Ciencias checa, foto: Oleg Fetisov Conferencias científicas, charlas públicas, proyecciones, y también exposiciones son las actividades que a lo largo de todo este año hacen recordar el 125 aniversario de la fundación de la Academia de Ciencias checa. En el Museo Nacional de Praga ha sido inaugurada este viernes una muestra titulada ‘La Ciencia-la Nación-la Historia’, que refleja los más importantes acontecimientos en la historia de esa institución, así como los logros de científicos y otros destacados representantes de la nación checa.

En las vitrinas están situados dos medallas y diplomas del Premio Nobel. Uno, de Química fue conferido en 1959 al académico checo Jaroslav Heyrovský por el descubrimiento del análisis químico con utilización de gota de mercurio, que llamó polarografía. El otro, de Literatura, lo obtuvo en 1984 el escritor Jaroslav Seifert. También se puede ver el documento de fundación de la Academia, la partitura de la Octava Sinfonía del compositor Antonín Dvořák, el carnet de trabajo y otros objetos personales del presidente de la Academia en los tiempos del comunismo, Zdeněk Nejedlý, así como una animación en 3D de habitantes prehistóricos.

La Academia de Ciencias son en primer lugar las personas que la conforman, los académicos y científicos que contribuyen al desarrollo del país, según destaca Jiří Drahoš, director de esa institución.

Jiří Drahoš, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaJiří Drahoš, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa ”Si alguien afirma que por ejemplo puede reemplazar un kilo de oro con 100 kilos de metal, incluso corroído, algo está mal, esa persona no sabe de ciencia. Un científico debe tener visiones, pero debe tener también los pies en la tierra. Y nosotros apoyamos a estos científicos, les damos nuestra confianza y la máxima libertad posible en su trabajo”.

Los recursos destinados a las investigaciones aumentan constantemente. El año pasado, por ejemplo, éstos aumentaron interanualmente en casi un 10%, alcanzando más de 3 mil millones de euros. Fue por primera vez que Chequia superó el límite de 3 mil millones destinados a la ciencia y las investigaciones, así como la media de entre los países de la Unión Europea del dinero reservado a este sector.

Con la exposición ‘La Ciencia-la Nación-la Historia’, la Academia de Ciencias checa no sólo recuerda el 125 aniversario de su fundación, sino que retorna en parte al Museo Nacional de Praga. La primera sesión festiva de esa institución científica nacional se había celebrado en 1891 en la sede del entonces Museo del Reino Checo, en Praga, hoy Museo Nacional. La actual muestra se prolongará hasta el 10 de enero de 2016.

16-10-2015