El nivel de vida de los checos crece marcadamente

11-10-2005

Comercios llenos de mercancías, atractivas ofertas de nuevas viviendas y de viajes en las vacaciones, amplios servicios al consumidor, grandes posibilidades en el sector de la educación. Tal es la realidad actual en la República Checa. Para muchos ciudadanos que comparan el presente con la vida durante la "era del socialismo" es como vivir un sueño.

Los economistas indican que el nivel de vida en la República Checa se elevó en los últimos quince años en más del cincuenta por ciento en comparación con los años ochenta, cuando el país pertenecía al "bloque socialista".

Los especialistas se basan en la comparación del ritmo de crecimiento de los ingresos y de los gastos de las familias checas. Mientras que el sueldo promedio de los trabajadores ha crecido seis veces más, los precios de las mercancías han ido aumentando lentamente.

El economista Tomás Pilar admite que temporalmente puede darse un brusco crecimiento de los precios de algunos productos, lo que provoca cierto desequilibrio en el nivel de los ingresos y los gastos, pero añade que se trata de un desequilibrio mínimo.

"Ése fenómeno se presenta justamente ahora, cuando registramos el aumento del precio de numerosos productos. Esto se debió al brusco crecimiento del crudo en los mercados internacionales. En la República Checa el precio de los carburantes se elevó por ejemplo en más del 21 por ciento el pasado mes de septiembre, y en octubre aumentó igualmente el precio del gas. Pero, comparando un período más prolongado, el nivel de los ingresos supera al de los gastos".

Hablando de los gastos de la población, lo que más subió en los últimos quince años son los precios de los medicamentos, del transporte público, la vivienda, y la electricidad. En cambio el precio de muchos productos de electrónica es inferior al de hace quince años.

Los economistas reconocen, no obstante, que no todas las capas de la población checa han registrado el mismo nivel de crecimiento en su nivel de vida. "Las jubilaciones crecen a un ritmo mucho más lento que los salarios", sostiene Tomás Pilar, "por lo que el aumento del nivel de vida de los pensionistas en los últimos quince años responde a menos del cuatro por ciento".

11-10-2005