El nuevo año trajo cambios en sanidad, venta de alimentos y salarios

02-01-2015

Varios cambios legislativos llegaron a Chequia con el inicio del nuevo año. Se suspendió el copago de algo más de un euro por cada visita a un consultorio médico, entró en vigor la enmienda a la Ley Alimentaria, se introdujo un tercer tipo reducido del IVA, y aumentaron los salarios a los empleados sanitarios y a los policías.

Foto: Pavel PavlasFoto: Pavel Pavlas Con un aumento de su salario equivalente al 5% cuentan a partir del 1 de enero los empleados del sector de Salud y a los policías y bomberos los salarios se les incrementan en otro 1,5%, después de que en noviembre, al igual que a otros trabajadores del sector público, les subieran los sueldos en un 3,5%. Asimismo se incrementó de 306 a 332 euros el salario mínimo y para este año se cuenta con una mayor valorización de las jubilaciones.

Uno de los mayores cambios es la entrada en vigor de la enmienda a la Ley Alimentaria, que persigue una mayor información y protección de los consumidores. En la entrada de los supermercados se debe indicar por ejemplo la lista de cinco países de los que proviene la mayoría de los productos del comercio en cuestión. Cada producto debe llevar información sobre su composición, incluidos los alérgenos, recalca Hynek Jordán, portavoz del Ministerio de Agricultura.

Foto ilustrativa: Free Digital PhotosFoto ilustrativa: Free Digital Photos”Cada producto alimentario debe llevar información sobre su composición, fecha de caducidad, los eventuales alérgenos que contiene y su modo de consumo. La letra con la información además debe tener al menos 1,2 milímetros. Esto persigue que la información sea legible también para las personas de mayor edad o con problemas de vista”.

Los ciudadanos pueden solicitar a los vendedores igualmente información sobre los alimentos que no van empacados, como por ejemplo algunos quesos, bocadillos y otros productos, sostiene Hynek Jordán.

”Si el cliente lo solicita, el vendedor tiene la obligación de informar sobre la composición de los productos sin embalaje, como por ejemplo salchichones, tocino ahumado, quesos, ensaladas con mayonesa y otros productos alimentarios”.

Foto ilustrativa: archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: archivo de Radio PragaLos inspectores alimentarios controlarán en especial el origen de los alimentos y la calidad de los productos, incluida la carne de caza que se vende en los restaurantes. Esto se hace muy importante, ya que se calcula que dos terceras partes de la carne de caza provienen del mercado negro y podría ser peligrosa para la salud de las personas, indica Lubomír Hajný, cazador profesional.

”La caza furtiva en la República Checa se realiza por encargo. El impulso inicial viene de un propietario de restaurante. Éste contacta con un cazador furtivo y le encarga el tipo de animales que quiere, en qué calidad y cuantas cabezas”.

Foto ilustrativa: CzechTourismFoto ilustrativa: CzechTourism En caso de que los comercios o los propietarios de restaurantes no tengan en orden la información sobre los productos que venden, pueden llegar a pagar una multa de 360.000 euros, o sea 250.000 euros más que el año pasado. En caso de que los inspectores descubrieran que los alimentos vendidos son dañinos para la salud de las personas, pueden imponer una multa de hasta 1,8 millones de euros.

Otro gran cambio es que los ciudadanos dejan de pagar algo más de un euro por cada visita a un consultorio médico y por cada receta médica. Lo único que se seguirá pagando son los tres euros aproximadamente por los cuidados de urgencias.

Igualmente se introdujo un tercer tipo reducido de IVA, del 10%, que se utiliza en el caso de los libros, los medicamentos y los alimentos para bebés. A los demás alimentos seguirá aplicándose el IVA del 15%. O sea que desde el 1 de enero existen en Chequia tres tipos del IVA, del 21%, que se emplea en el caso de los servicios por ejemplo, del 15% y del 10%. Foto ilustrativa: Kristýna MakováFoto ilustrativa: Kristýna Maková

Cabe mencionar también la nueva obligación de las municipalidades y los pueblos de asegurar las condiciones para la separación de los residuos orgánicos y los metales. Estos últimos deben separarse a partir de este mes de enero, en lo que respecta a los biodesechos, esta obligación regirá siempre desde abril hasta octubre.

02-01-2015