El nuevo órgano para la Catedral de San Vito será fabricado en Barcelona

25-04-2017

La empresa española de Gerhard Grenzig, con sede en Barcelona, fabricará el nuevo órgano para la Catedral de San Vito de Praga. Se espera que el instrumento, por un precio de casi tres millones de euros, se estrene en el templo praguense en 2019.

Foto: ČTKFoto: ČTK El órgano actual de la Catedral de San Vito no da abasto para todo el interior del edificio, por lo que la iglesia decidió adquirir un nuevo instrumento.

Tras un largo proceso de búsqueda, el cardenal checo Dominik Duka ha firmado el acuerdo por la adquisición del órgano con la prestigiosa firma de Gerhard Grenzig, de Barcelona.

“Para mí es un día alegre, porque tenemos el compromiso, y si se trata de un acuerdo según lo comprende la Biblia, siempre debe ser cumplido. Así que siento alivio de que el largo proceso de búsqueda y todo el esfuerzo hayan sido coronados en este momento. Espero impaciente la llegada del año 2019”, dijo el cardenal.

La empresa española ha fabricado casi 140 órganos. Sus instrumentos han sido instalados en las catedrales de Bruselas y Madrid, entre otras.

El nuevo órgano será adquirido gracias a un recolecta nacional

La Iglesia checa inició una recolecta pública a nivel nacional en 2015 para poder adquirir un nuevo órgano más potente para la emblemática catedral situada en el Castillo de Praga.

Hasta la fecha ha recaudado casi un millón de euros, o sea una tercera parte de la suma total, que ascenderá a tres millones de euros.

“Realizar una recolecta nacional es simbólico en vista de la profunda tradición que tiene el esfuerzo colectivo en la historia checa”, resaltó el cardenal en referencia a que una colecta pública se convirtió en la fuente de financiación principal tanto de la construcción de la catedral en el siglo XIX, como del Teatro Nacional de Praga.

Se espera que el nuevo órgano se estrene en la iglesia en octubre de 2019, pero no debería reemplazar al instrumento actual, que seguirá en servicio, según adelantó Štěpán Svoboda, del Arzobispado de Praga.

El instrumento de 97 registros contará con un total de 5.000 tubos de una longitud de entre siete milímetros y siete metros.

“Cada uno de estos dos órganos tendrá una función diferente: El nuevo, situado en el coro occidental, servirá para los eventos de gala. El instrumento, que tenemos aquí hoy y que está restaurado de manera perfecta, servirá para el uso cotidiano y para acompañar el coro, para eso es un instrumento idóneo”, señaló.

El nuevo órgano para la catedral praguense pesará unas 20 toneladas y será trasladado a la capital checa en ocho camiones en agosto de 2019. Durante su instalación el horario de apertura de la catedral será restringido y en las fechas de la sonorización la iglesia tendrá que estar cerrada del todo.

25-04-2017