El número de checos nombrados en los Panama Papers asciende a 283

05-04-2016

Los datos filtrados de la empresa panameña Mossack Fonseca implican en posible lavado de dinero y fuga fiscal a 283 checos, entre ellos personalidades como el ciudadano más rico del país, Petr Kellner, el propietario del Sparta de Praga, Daniel Křetínský o el empresario actualmente juzgado en Sudáfrica Radovan Krejčíř.

Foto: ČTKFoto: ČTK El impacto de los Panama Papers, la filtración que apunta a fugas fiscales de líderes políticos y personalidades de todo el mundo, también ha llegado a la República Checa. De los más de 11 millones de documentos que actualmente está procesando el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, unos 250.000 están a cargo de la delegación checa.

De acuerdo con los primeros datos hechos públicos, los archivos abarcan desde 1977 a 2015, y señalan el uso de la empresa panameña Mossack Fonseca por parte de 283 ciudadanos checos para desviar capital a paraísos fiscales a través de empresas offshore.

Daniel Křetínský, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRoDaniel Křetínský, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo Entre ellos se hallan el hombre más rico del país, Petr Kellner, propietario del grupo inversionista PPF, así como el multimillonario Daniel Křetínský, propietario del club de fútbol Sparta de Praga y también entre las 10 mayores fortunas del país, comenta la analista de la Radiodifusión Checa Jana Klímová.

“Han aparecido los nombres de personalidades como Petr Kellner o Daniel Křetínský. Por lo que respecta a este último, se trata de la posesión de una empresa en las Islas Vírgenes Británicas. A través de esta compró un yate que navega con bandera local. Křetínský por su parte niega tajantemente haber realizado cualquier fuga fiscal o transacción sospechosa con esa empresa. Sobre Petr Kellner, todavía no está claro, de momento sabemos que posee una empresa sospechosa con su mujer”.

Radovan Krejčíř (a la izquierda), foto: ČT24Radovan Krejčíř (a la izquierda), foto: ČT24 Otros nombres son el del empresario Radovan Krejčíř, a la fuga de la justicia y actualmente en un proceso penal en Sudáfrica, el fabricante de armamento Tomáš Nebeský o el propietario del club de hockey Sparta de Praga Petr Speychal.

El escándalo ya ha producido las primeras reacciones entre los representantes políticos. El primer ministro, Bohuslav Sobotka, considera las presuntas fugas fiscales como una burla a la gente trabajadora y honrada y ha asegurado que se abrirá una investigación cuanto antes.

“En primer lugar el cuerpo de análisis financieros, y sobre todo la oficina especializada en impuestos de la Administración Fiscal Checa debería hacerse con toda la información disponible públicamente. Supongo que la Administración Fiscal se dedicará intensamente a este asunto y que todo el caso será suficientemente investigado por lo que respecta a los sujetos de la República Checa”.

Policía contra la evasión fiscal, Kobra, foto: ČTPolicía contra la evasión fiscal, Kobra, foto: ČT El mandatario expresó también su deseo de que la filtración lleve a una discusión sobre los paraísos fiscales y la lucha contra ellos, un tema sobre el que a su parecer debería dedicarse el Consejo de Europa.

De momento en la República Checa el cuerpo de Policía contra la evasión fiscal, Kobra, ya ha pedido al Süddeutsche Zeitung alemán, el periódico al que fueron entregados originalmente los datos, toda la documentación necesaria para una investigación. Asimismo también ha mostrado su interés la Dirección General Financiera.

Foto: Archivo de ČRo - Radio PragaFoto: Archivo de ČRo - Radio Praga En principio el depósito de dinero en un paraíso fiscal no es constitutivo de delito. Sí lo es el no reconocer esa propiedad en la declaración de impuestos. Mientras que algunos paraísos fiscales como Países Bajos o Chipre son transparentes y permiten rastrear al propietario de una empresa, otros como las Islas Caimán, las Seychelles o las Islas Vírgenes Británicas posibilitan ocultar a las personas que se hallan tras la entidad, lo que facilita las fugas fiscales o el lavado de dinero negro.

05-04-2016