El número de desempleados va creciendo

08-01-2004

Más de 540 mil ciudadanos checos recibieron el año nuevo con la preocupación de dónde conseguir un trabajo. Y durante el mes en curso su número crecerá.

Los recientes datos sobre el desarrollo económico en la República Checa indican que el desempleo batirá en los próximos meses el récord, sobrepasando el diez por ciento.

El Gobierno checo es consciente del crecimiento constante del desempleo. En su sesión de este miércoles deliberó cómo reducir el número de desempleados.

Pese a ello, hasta el año 2006 no se puede contar con una significativa mejora. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales estima que en los próximos tres años habrá varias decenas de mil personas sin trabajo al año.

Muchas grandes empresas, tales como la banca, empresas de telecomunicaciones y ferrocarriles, planean reducir su plantilla este año. Despiden sobre todo a las personas mayores de cincuenta años, es decir, a aquellas que después de cierto tiempo podrán jubilarse.

El Estado checo gasta cada vez más dinero en los subsidios de desempleo. Este año serán ocho mil millones de coronas, 250 millones de euros, lo que es una cuarta parte más de lo que se gastó el año pasado.

Los inversionistas extranjeros que vienen a la República Checa crean nuevos puestos de trabajo, pero no son suficientes. Estas vacantes demandan un trabajo más cualificado con mayores exigencias al solicitante.

Los economistas advierten que la principal razón que las tasas de desempleo son tan altas es el fácil acceso a los subsidios sociales. "El sistema social checo posibilita vivir sin trabajar", coinciden.