El Parlamento checo delibera sobre el envío de un hospital de campaña a Irak

08-04-2003

El Gobierno checo aprobó la semana pasada por unanimidad el envío de un hospital de campaña a Irak. La decisión tiene que ser refrendada por el Parlamento, pero los diputados de la coalición gubernamental no son tan unánimes en sus opiniones como el Gabinete.

Bagdad de hoy, foto: CTKBagdad de hoy, foto: CTK Por un lado, el envío del hospital de campaña sería algo lógico: la República Checa quiere ayudar a afrontar la crisis humanitaria en el Cercano Oriente. La situación al sur de Irak, donde operarían los médicos checos, es desesperada, según informó la embajadora checa en Kuwait, Jana Hybásková, que visitó esa zona.

Vladimír Spidla, foto: CTKVladimír Spidla, foto: CTK "En toda la región no hay ni una unidad de atenciones intensivas. Desde hace tres días no hay agua, pronto se acabarán los antibióticos, en una semana se agotarán todos los medicamentos, no funcionan las instalaciones quirúrgicas. En la zona hay tifus, leucemia, se registran cientos de casos de diabetes, etc.".

Por otro lado, el Gobierno checo declaró que la RCh no forma parte de la coalición antiiraquí. La gubernamental Socialdemocracia en su reunión de marzo incluso condenó el ataque militar, indicando que hubiese sido posible evitarlo. El primer ministro, Vladimír Spidla, señaló que antes de enviar el hospital a la mencionada zona, el Gabinete informaría a la ONU. El presidente checo, Václav Klaus, apoya asimismo el envío del hospital a Irak, pero sólo bajo determinadas condiciones.

Checo hospital de campaña, foto: CTKCheco hospital de campaña, foto: CTK "Yo me inclino a que el hospital se envíe allí siempre y cuando no intervenga en los combates", señaló Klaus.

Por su parte, el oposicionista Partido Cívico Democrático solicita que el hospital militar parta para Irak cuanto antes, sin que sea necesaria una nueva resolución de la ONU. En todo caso, una vez aprobado el proyecto, el hospital estaría dispuesto a salir para la zona de inmediato, según dijo el comandante de la sección operativa del Estado Mayor, Emil Pupis.

08-04-2003