El peligro de las inundaciones persiste

11-08-2003

La gente y sus bienes siguen en peligro. Si llegara en estos días la inundación de quinientos años, la capital se encontraría en la misma situación catastrófica de hace un año. Tampoco otras ciudades checas disponen de una protección efectiva contra las inundaciones.

Inundaciones en Ceske Budejovice,foto: CTKInundaciones en Ceske Budejovice,foto: CTK La mayoría de las ciudades checas todavía se dedican a reparar las averías de la catástrofe del año pasado, que sobrepasaron las 73 mil millones de coronas checas (más de 240 millones de euros). Para la construcción de los diques y presas nuevos falta dinero. Ni siquiera el conjunto de las cascadas de las presas en el Vltava está preparado suficientemente, afirma uno de los operadores de control de la cuenca, el que confiesa que las presas del Vltava serían capaces de aguantar ahora solamente la inundación de diez años.

Inundaciones en Praga,foto: CTKInundaciones en Praga,foto: CTK Praga tiene que esperar todavía un año para que se termine la construcción básica de las barreras que protegerán solamente al casco histórico contra el mismo tipo de inundación que pasó por la capital el año pasado. Hasta hoy, se ha terminado la primera etapa de las barreras de protección que protegerá solamente dos barrios históricos. La gente que vive en las orillas del Vltava, fuera del centro, tendrá que esperar por lo menos cuatro años más. Según las previsiones, la defensa de Praga ante las riadas costará más de 2 mil millones de coronas checas (66 millones de euros). Los puntos más débiles son el metro y las aguas subterráneas.

Los ecologistas advierten contra otro peligro que consiste en las propias barreras de protección, las que pueden estrechar el cauce, elevar el nivel del agua y acelerar el flujo. No obstante, los especialistas aseguran que el tipo escogido para la protección de la capital, de los 13 posibles, es el mejor. Con esta solución, el sistema de protección de Praga se puede comparar con el de metrópolis europeas como París, Viena, Bonn y otras. Sin embargo, no todos los barrios en las orillas del Vltava estarán protegidos.

11-08-2003