El pionero del periodismo democrático checo no elogió a Hitler, tal como asegura el presidente Zeman

03-03-2016

El Despacho del presidente de la República Checa, Miloš Zeman, tendrá que pedir disculpas a la nieta del pionero del periodismo democrático checo, Ferdinand Peroutka, según determinó un Tribunal de Praga. El mandatario aseguró el año pasado que había leído un artículo del mencionado periodista en el que afirmaba que “Hitler es un Caballero”, pero no presentó prueba alguna para su aseveración.

Terezie Kaslová, la nieta de Peroutka, foto: ČTKTerezie Kaslová, la nieta de Peroutka, foto: ČTK Al presidente checo Miloš Zeman se le fue la mano, o en este caso sería más acertado decir que se le fue la lengua. Provocador, orador de verbo fácil y encendido, el mandatario lanzó una dura crítica, el año pasado, durante un discurso por el 70 aniversario de la liberación del campo de exterminio nazi de Auschwitz, contra algunos intelectuales checos durante la ocupación y mencionó a Ferdinand Peroutka.

El presidente Zeman aseguró entonces que había leído un artículo de Peroutka en la revista Přítomnost titulado “Hitler es un Caballero”.

Las duras palabras de Zeman encendieron polémica. Los primero en levantar la voz fueron los familiares del periodista, secundados por renombrados historiadores. Ferdinand Peroutka es considerado el pionero del periodismo democrático checoslovaco.

Ferdinand Peroutka, foto: Slávka Peroutková, archivo de la Radiodifusión ChecaFerdinand Peroutka, foto: Slávka Peroutková, archivo de la Radiodifusión Checa Zeman se defendió diciendo que el artículo lo había leído en un número censurado de la revista. Pero en declaraciones a la Televisión Checa el historiador Petr Píša desarmó por completo al presidente.

“Tenemos a disposición todos los números de la revista Přítomnost, y también los censurados durante la Primera República hasta mediados de septiembre de 1938, y no existe ningún artículo en el que se escriba algo semejante”.

El presidente Zeman pidió el año pasado a los funcionarios de su Despacho que buscaran el artículo que había “leído con sus propios ojos”. Los empleados presidenciales movieron cielo y tierra, pero sin resultado alguno.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK A pesar del evidente fracaso, el empecinado presidente se mantuvo firme. Siguió asegurando que el artículo existía e invitó a la opinión pública a participar en la búsqueda. Ofreció de su bolsillo una recompensa de 4.000 euros para la persona que diera con el texto.

El historiador Píša insistió en que el texto no existe, y que el presidente se ha equivocado o miente.

“Peroutka advirtió en su artículo que no había que menospreciar a Hitler. Dijo que no se trataba de ninguna ficha pequeña, que era un rival fuerte que no se debía subestimar”.

Petr Píša, foto: achivo del Partido de los VerdesPetr Píša, foto: achivo del Partido de los VerdesLa nieta de Peroutka, Terezie Kaslová, llevó el caso a los Tribunales y exigió una disculpa. El Tribunal de Praga basó su fallo contra Zeman en el hecho de que el Despacho presidencial no presentó pruebas contundentes que confirmen las palabras del mandatario. Fuentes de la presidencia confirmaron que presentarán un recurso y que no descartan llevar el caso al Tribunal Constitucional.

Ferdinad Peroutka pasó la Segunda Guerra Mundial en los campos de concentración alemanes de Dachau y Buchenwald por sus críticas al Tercer Reich. Tras la toma del poder por los comunistas en 1948, Peroutka se exilió en EE.UU. Se le considera un modelo de independencia por denunciar tanto al nazismo como al comunismo. El mayor premio periodístico de la República Checa se llama Ferdinand Peroutka.

03-03-2016