El porcentaje de estudiantes checos interesados en Erasmus crece

29-07-2019

Han aumentado un 10% los estudiantes checos que han solicitado participar en el programa Erasmus para estudiar en el extranjero, según los últimos datos disponibles.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea En 1987 el programa Erasmus nació con la idea de fomentar la movilidad de estudiantes y profesores en Europa, habiendo dado desde entonces la oportunidad a millones de personas de conocer otros lugares del continente, acercarse a otras culturas y aprender nuevos idiomas.

Según la Casa de la Cooperación Extranjera, organización que coordina Erasmus en la República Checa, el interés interanual de los estudiantes checos por estudiar en el extranjero con esta beca ha aumentado un 10%.

Para los jóvenes, Erasmus supone una forma interesante de viajar, aprender y conocer gente. De esa opinión es Karolína Jírová, estudiante de las Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Carolina de Praga, quien quiere hacer Erasmus en Alemania.

“Me he inscrito en el programa Erasmus porque creo que viajar es una de las mejores formas de aprendizaje que alguien puede tener. Erasmus es una forma genial de viajar para los estudiantes”.

Además, esta experiencia ayuda a los jóvenes a aprender nuevos idiomas y a conocer cómo funciona el sistema educativo en otros países de Europa, prosigue Karolína Jírová.

“Espero conocer gente nueva, y al mismo tiempo puedo aumentar mis conocimientos, porque en Alemania tienen un sistema un poco diferente. Y por supuesto, también aprenderé una segunda lengua”.

Foto: ralmonline alm, CC BY 2.0Foto: ralmonline alm, CC BY 2.0 Las inscripciones para hacer Erasmus el primer semestre del próximo curso han aumentado en muchas universidades. Por ejemplo, en la Universidad Carolina recibieron el año pasado 1964 peticiones, mientras que este año han sido 2100.

No obstante, la República Checa no destaca como uno de los países donde más interés hay por el programa, y de hecho, en los últimos años las cifras se han estancado. Es por ello que desde la Casa de la Cooperación Extranjera hacen campañas para animar a los estudiantes a ir a otros países europeos.

En dicha institución trabaja Lucie Durcová, quien explica que en los últimos años el número de estudiantes universitarios en el país ha sido menor, por lo que se trataba también de una cuestión demográfica.

“Es necesario entender este estancamiento también desde el punto de vista demográfico, ya que en los últimos años ha bajado el número de estudiantes universitarios checos. Entonces si comparamos el número total de estudiantes y el número de los que hacen Erasmus, vemos que en realidad el interés crece ligeramente. Pero de acuerdo con la cantidad de financiación que recibimos de la Comisión Europea, muchos más de nuestros estudiantes deberían estar haciendo Erasmus”.

El país favorito de los estudiantes checos para hacer Erasmus es Alemania, después le siguen España, Francia y Reino Unido.

La posible salida de este último de la Unión Europea no ha afectado en absoluto a la cifra de estudiantes que lo eligen como destino. De todas maneras, desde la Oficina Europea de la Universidad Carolina, Ivana Hergelová confirma que su centro ha reservado unas partidas económicas especiales para pagar a los estudiantes en caso de que se produzca un brexit sin acuerdo y la Unión Europea no pague los fondos correspondientes.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea “Como el programa Erasmus se financia a través de dos fuentes, una desde Bruselas y otra desde nuestro Ministerio de Educación, hemos apartado dinero por si se da el caso de un brexit duro. Hemos prometido a las facultades que en ese caso podrán dar la misma cantidad de dinero a sus estudiantes“.

El programa Erasmus funciona en la República Checa desde el curso 1998/1999, casi seis años antes de que el país entrase en la Unión Europea.

Desde su establecimiento, unos 100 000 estudiantes checos han hecho Erasmus.

29-07-2019