El presidente checo critica la campaña sobre el ingreso del país en la UE

28-05-2003

Tres semanas antes de que se efectúe en la RCh el referéndum sobre el ingreso del país en la UE, la campaña sobre la adhesión entra en su fase final. Sin embargo, el presidente, Václav Klaus, y otros políticos checos, critican la campaña, considerándola poco informativa y superficial.

El presidente Václav Klaus en Pardubice, foto: CTKEl presidente Václav Klaus en Pardubice, foto: CTK Václav Klaus lanzó una dura crítica, sobre todo, contra los spots televisivos que tratan de convencer a los checos para que apoyen el ingreso del país en la UE. Al presidente no le gusta que no se planteara una discusión más profunda sobre los aspectos positivos y negativos de la adhesión.

"No quiero que la cuestión del ingreso se subestime. No creo que alguien pueda tomar en serio la publicidad que se pone en la televisión", sostuvo Václav Klaus.

Incluso algunos políticos de la Coalición gubernamental critican la campaña, por ejemplo, el viceprimer ministro, Petr Mares, y el vicepresidente del Senado, Jan Ruml. "Debieron crearse centros informativos que serían más eficaces que la información en las vallas publicitarias", señaló Ruml.

El presidente Václav Klaus en la Región de Pardubice, foto: CTKEl presidente Václav Klaus en la Región de Pardubice, foto: CTK Por su parte, Jana Adamcová del Ministerio de RR.EE., que tiene a su cargo la campaña, explicó que la publicidad ofrece ahora información acerca de la UE y en junio debería recordar a los checos que no olviden ir a votar.

"La última fase de la campaña trata de dirigirse a la mayor cantidad de personas posible, pero, naturalmente, no incluye mucha información. Es decir, que en junio se trata sólo de la última piedrecita de todo el mosaico de la presentación de la UE, que utiliza una información simple".

Según los sondeos de opinión pública, apenas una tercera parte de los checos consideran que ha sido una campaña acertada. Algunos expertos opinan que la campaña podría provocar ausentismo en el referéndum.

28-05-2003