El presidente Zeman finalmente pone fecha a la destitución del ministro de Cultura

30-07-2019

Después de unos meses de incertidumbre y de bloqueo político, el presidente checo, Miloš Zeman, ha puesto fecha a la destitución del ministro de Cultura. Sin embargo, todavía queda que haga oficial quién será su sucesor.

Antonín Staněk, foto: ČTK/Vít ŠimánekAntonín Staněk, foto: ČTK/Vít Šimánek La situación del Ministerio de Cultura checo ha sido en los últimos dos meses la principal causa de tensión entre el presidente, Miloš Zeman, el primer ministro, Andrej Babiš, y sus socios de gobierno del Partido Socialdemócrata.

Desde la Socialdemocracia se llevaba insistiendo mucho tiempo en la destitución del actual ministro de Cultura, Antonín Staněk, para reemplazarlo por Michal Šmarda.

Andrej Babiš no se opuso a dichas presiones, pues no le interesaba tensar sus relaciones con el Partido Socialdemócrata, formación que le ayuda a mantener el Gobierno. El problema fue que el presidente Miloš Zeman, responsable de firmar la dimisión del ministro, comenzó a dar largas y no dejó claro cuándo se produciría el cese de Antonín Staněk.

Finalmente, y tras varias reuniones entre las partes implicadas, se anunció este lunes que el ministro terminará de ejercer sus funciones el 31 de julio, como confirmó para la Radiodifusión Checa el portavoz presidencial, Jiří Ovčáček.

“El presidente ha agradecido al ministro Staněk el trabajo realizado, así como que revelase que en el Ministerio de Cultura existían algunos desajustes económicos”.

Miloš Zeman, photo: Khalil Baalbaki, ČRoMiloš Zeman, photo: Khalil Baalbaki, ČRo Precisamente, unas destituciones de altos cargos del mundo de la cultura llevadas a cabo por el ministro Staněk por supuestas irregularidades económicas supusieron el principio de su caída en desgracia, ya que desde ese momento recibió numerosas críticas.

No obstante, su destitución no calma del todo el escenario actual, ya que el presidente sigue sin confirmar a Michal Šmarda, candidato socialdemócrata, como nuevo ministro de Cultura. Sobre él, el presidente declaró en el pasado que no considera que tenga suficiente experiencia en el sector cultural.

Hasta mediados de agosto no sabremos si el presidente ha cambiado de opinión o si sigue mostrándose contrario al nombramiento de Šmarda, prosigue el portavoz presidencial Jiří Ovčáček.

“Más o menos a mediados de agosto, el presidente expresará cuáles son los siguientes pasos. Hasta entonces no vamos a hacer más declaraciones”.

Michal Šmarda, foto: Michaela Danelová, ČRoMichal Šmarda, foto: Michaela Danelová, ČRo Por el momento, el Ministerio de Cultura tendrá que proceder según lo establecido por la ley, como aclara la portavoz de dicha cartera, Marta Häckl.

“El ministro de Cultura, Antonín Staněk, seguirá los pasos establecidos en la ley de servicios públicos, párrafo 173”.

En consonancia con dicho párrafo, el Ministerio podría ser dirigido temporalmente por alguno de los dos viceministros de Cultura, Alois Mačák y Jiří Vzientek.

30-07-2019