El primer censo se realizó en Checoslovaquia hace 95 años

25-02-2016

El primer censo a nivel nacional se realizó en Checoslovaquia en febrero de 1921. Desde entonces se efectúa en el país cada diez años. El objetivo primordial sigue siendo el mismo: obtener el número de habitantes, pero en el transcurso de tiempo van cambiando los datos secundarios reunidos por los funcionarios.

El censo a nivel nacional checa de 2011, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaEl censo a nivel nacional checa de 2011, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa En 1921, tres años tras la fundación de la Checoslovaquia independiente, el censo se interesaba, sobre todo, por la nacionalidad de los habitantes del nuevo país nacido tras la desintegración del Imperio Austrohúngaro.

Sin embargo, a lo largo de la historia de la sociedad los censos se realizaban también por otros dos motivos principales, según explica el ex vicepresidente de la Oficina de Estadísticas Checa, Stanislav Drápal.

“En cuanto surgió una sociedad organizada, sus gobernantes necesitaban saber en principio dos datos básicos: a quién y qué tributos pueden imponer y cuántos hombres pueden reclutar para el Ejército”, indicó el experto.

El censo cambió la historia cervecera checa

Con el tiempo, el censo fue ampliando su interés por los datos de carácter económico y político de la población. La creación de un mapa étnico en el Imperio Austrohúngaro, bajo el gobierno de María Teresa, afectó inesperadamente también al sector cervecero local, cuenta el perito.

Stanislav Drápal, foto: Alžběta Švarcová, Radiodifusión ChecaStanislav Drápal, foto: Alžběta Švarcová, Radiodifusión Checa “Los dueños de la cervecería municipal de la ciudad de České Budějovice trataban de convencer a sus empleados checos que en el censo apuntaran como su idioma el alemán. A los que se opusieron, les recomendaron que se fueran a fundar su propia cervecería. De esa forma, gracias al censo tenemos tanto las casas numeradas y nombres con apellidos fijos, como una marca cervecera renombrada a nivel mundial, la de Budvar”, señaló el estadístico.

Los datos secundarios del censo han cambiado notablemente. Por ejemplo, en 1930 la estadística empezó a interesarse por la fertilidad de las mujeres y el número de hijos nacidos. Por su parte, en los años 90 del siglo pasado, los funcionarios preguntaban a los ciudadanos si poseían televisor, automóvil y casa de verano, entre otras cosas.

Mientras que estas preguntas desaparecieron del último censo en 2011, el nuevo formulario estrenó la pregunta sobre la unión civil y por primera vez realizó un recuento de indigentes. Las respuestas acerca de la religión, iglesia y nacionalidad siguen siendo voluntarias.

De todas formas, se supone que en 2021 los formularios del censo serán mucho más sencillos. Se espera que el número de preguntas se reduzca hasta a la mitad dentro de cinco años.

Según el último censo, en 2011 la República Checa tenía 10.436.560 habitantes que vivían en casi seis millones de casas y apartamentos.

25-02-2016