El primer ministro amenaza al presidente

27-05-2005

En caso de que el presidente checo, Václav Klaus, no adopte postura similar a la de la política exterior oficial del país, el Gobierno reducirá sus viajes al extranjero. Así lo indicó el primer ministro, Jirí Paroubek, este jueves. El presidente lo rechazó indicando que Paroubek debería estudiar mejor la Constitución checa.

Primer ministro checo, Jirí Paroubek (Foto: CTK)Primer ministro checo, Jirí Paroubek (Foto: CTK) Mientras que uno de los principales objetivos del Gobierno checo es la aprobación de la Constitución Europea, el presidente, conocido por su euroesceptisismo, con frecuencia critica dicho documento en sus viajes al exterior. Según sostuvo el primer ministro, el presidente debe presentar en el exterior la política oficial del país, estipulada por el Gobierno.

"Mis objeciones se refieren al hecho de que el presidente presenta a menudo en sus viajes por la UE opiniones opuestas a la política exterior del Gobierno checo, es decir que no está a favor de la apobación de la Constitución Europea, etc.", indicó Paroubek matizando que el Gobierno podría negarse a financiar algunos viajes del presidente, en caso de que Klaus no cambie su postura.

Por su parte, el jefe de Estado rechaza las amenazas del primer ministro.

"Vuelvo a reiterar que el primer ministro debería estudiar bien la Constitución de la República Checa. Rechazo rotundamente sus opiniones". Así dio a conocer este jueves la postura del presidente su portavoz, Petr Hájek.

Los expertos jurídicos dicen que la constitución checa no especifica claramente quién de los dos políticos tiene razón. La mayoría de ellos afirman que el presidente puede intervenir en la política exterior del país, pero, por otro lado, que el Gobierno debería tener la última palabra en este campo.

Václav Klaus tiene previsto reunirse a principios de la semana entrante con el primer ministro para aclarar la situación.

27-05-2005