El reciclaje de residuos orgánicos será más sencillo

03-04-2019

Cuando se trata de papel, plásticos y vidrio, alrededor de un 70% de la población checa está concienciada en el reciclaje de los residuos reutilizables. Ahora, una nueva ley animará a que se desempeñen mejor en la última área en la que se han quedado atrás, la clasificación de desechos biodegradables.

Foto: Khalil Baalbaki, Archivo de ČRoFoto: Khalil Baalbaki, Archivo de ČRo “Pieles de plátano, peladuras de mandarina y pepino, cáscaras de huevo…. Uso el contenedor casi todos los días”, dice Jan, de 34 años, de Praga. A los tres contenedores clasificados por colores para vidrio, papel y plástico, ubicados convenientemente cerca de su hogar, se les unió en 2015 otro contenedor marrón para residuos biodegradables. Sin embargo, solo duró seis meses.

Con la nueva enmienda de la ley, que pone al país en línea con las normas de la UE, ahora se mantendrá en vigor durante todo el año. Actualmente, se recolectan y reciclan 700 000 toneladas al año de desechos biodegradables, pero el ministro de Medio Ambiente, Richard Brabec, dice que el potencial es mucho mayor.

Foto: Tomáš Mařas, Archivo de ČRoFoto: Tomáš Mařas, Archivo de ČRo “Si los contenedores para desechos biodegradables se colocan convenientemente cerca de donde viven las personas durante todo el año, deberíamos poder recolectar al menos otras 100 000 toneladas. Cada tonelada de residuos orgánicos que se clasifican es una buena noticia”.

Las instalaciones municipales de compostaje recibirían más desperdicios, en la actualidad la mayoría de ellos solo trabajan al 50% de su capacidad. Y el público se beneficiaría de usar los contenedores durante todo el año, ya que la gente pagaría menos por los contenedores de residuos mixtos.

Se les ha dado a los municipios la libertad de decidir cómo quieren brindar el servicio, ya sea para proporcionar contenedores, bolsas de plástico o un punto de recolección de desechos para materiales biodegradables en pequeñas poblaciones. También podrán decidir con qué frecuencia se deben vaciar los contenedores en los meses de invierno, según las necesidades individuales.

Pavel Drahovzal, foto: Luboš Vedral, Archivo de ČRoPavel Drahovzal, foto: Luboš Vedral, Archivo de ČRo Pavel Drahovzal, de la Asociación de Ciudades y Pueblos Checos, ha recibido elogios por el acuerdo alcanzado en este punto.

“Nos complace el hecho de que el Ministerio haya estado dispuesto a darnos cierta libertad en cuanto a cómo vamos a proporcionar este servicio durante los meses de invierno. De esta manera, cada municipio puede satisfacer las necesidades de los ciudadanos y tomar decisiones prácticas basadas en esas necesidades. Es bueno que no haya una regla estricta y rápida sobre los contenedores que deben vaciarse cada semana o cada quince días”.

Los checos son jardineros entusiastas y los contenedores se llenan rápidamente en primavera, verano y principios de otoño con hojas, ramas y hierba, entre otros. Se espera que la clasificación de los desechos en los meses de invierno, cuando provengan en gran parte de los hogares, sea más lenta a medida que las personas se acostumbren al hecho de que los contenedores de desechos biológicos están ahí para que los usen. Pero si los plásticos y el papel sirven de indicación, entonces los checos no deberían tardar mucho en subirse al carro.

03-04-2019