El resultado de las elecciones en Alemania repercuten en el escenario político de la República Checa

20-09-2005

El resultado de las elecciones en Alemania ha tenido una gran repercusión en el escenario político de la República Checa, ha representado una inyección de optimismo para la gobernante socialdemocracia y ha puesto en alerta al opositor Partido Cívico Democrático.

Gerhard Schröder (a la izquierda) Foto: CTKGerhard Schröder (a la izquierda) Foto: CTK Los dos grandes partidos de Alemania, la coalición conservadora de Angela Merkel (CDU-CSU) y el socialdemócrata SPD del canciller Gerhard Schröder, han anunciado el inicio de una ronda de negociaciones con los principales partidos del país, excepto el Partido de la Izquierda (PDS), para intentar formar un Gobierno tras las ajustadas elecciones celebradas el domingo pasado.

Los conservadores de la Unión Socialcristiana (CDU-CSU), liderados por Angela Merkel, obtuvieron el 35,2 por ciento de los votos en las elecciones legislativas anticipadas alemanas, con sólo tres escaños y menos de un punto de ventaja sobre los socialdemócratas (SPD) del canciller Gerhard Schröder que recibió el 34,3 por ciento.

Angela Merkel (Foto: CTK)Angela Merkel (Foto: CTK) Llegar a una coalición no va a ser nada fácil. Ni la actual unión de gobierno roji-verde ni la alternativa conservadora-liberal reúnen los escaños necesarios para tener mayoría absoluta, cifrada en 300 escaños.

Es por eso que los dos partidos empezaron a barajar otras alianzas. Por un lado se habla de la coalición 'Jamaica', que incluiría a la CDU/CSU (negro), los Verdes y al FDP (amarillo); por otro, la llamada 'semáforo', entre el SPD (rojo), los Verdes y el FDP (amarillo).

También existe la opción de una 'gran coalición' entre CDU/CSU y SPD, pero queda por definir quién sería el canciller en ese caso, pues tanto Merkel como Schröder reclaman el derecho a formar gobierno.

Foto: CTKFoto: CTK En la República Checa la gobernante socialdemocracia saluda el resultado obtenido por sus homólogos e insiste en que los alemanes, al igual que los checos en las elecciones del año entrante podrían votar por la continuidad de las garantías sociales.

Los socialdemócratas checos insisten en que el arrasante triunfo que se pronosticaba para la oposición alemana no llegó, lo que de cierta manera podría hacerse realidad también en las elecciones del año entrante en la República Checa. El opositor Partido Cívico Democrático subraya que lo sucedido en las elecciones de Alemania no necesariamente influye sobre el escenario político checo, pero sirve de lección para tratar de no cometer los mismos errores.

La situación surgida en Alemania podría repetirse en la República Checa en las elecciones generales de mediados del año entrante, en el sentido de que la formación ganadora tenga dificultades para crear un gobierno de coalición.

20-09-2005