El "Ruiseñor de Oro" Karel Gott

29-11-2004

A Karel Gott no hace falta presentarlo en la República Checa. A este cantante de música pop lo conocen en el país personas de todas las edades. Unos lo admiran, a otros puede resultarles indiferente, y algunos incluso lo rechazan. Independientemente de ello, la mayoría de los checos reconocen que Gott es un cantante excepcional y que son pocos los artistas que, como él, hayan logrado mantenerse más de cuarenta años en la cúspide de la popularidad. A Karel Gott y su tierna voz lo presentamos en este ciclo de Radio Praga con motivo del Año de la música checa.

Fue en los años sesenta que Karel Gott dio sus primeros pasos en el mundo de la música. Entonces se presentó al público un joven delgado, un tanto tímido, pero con una voz que hasta un ruiseñor podría envidiar. No pasó mucho tiempo y el cantante ya contaba con miles de admiradores.

Durante cuatro décadas, Karel Gott ha grabado más de mil 600 canciones y vendido unos 30 millones de discos. Se decidió por la música pop, pero pudo haber interpretado igualmente jazz, country y, según afirman los especialistas, su hermoso tenor pudo haber enriquecido igualmente a la ópera checa.

Además de cantar a lo largo y ancho de la República Checa, Karel Gott actuaba regularmente en Alemania, donde al cantante le aprecian hasta el presente. Le conocieron también en Francia, España, Italia, Canadá y en Estados Unidos, donde llegó a cantar en el célebre Carnegie Hall.

En vista de la popularidad de Karel Gott en la República Checa, un grupo de artistas le recomendó en el año 2003 que presentara su candidatura a la presidencia de la República Checa, oferta que el cantante rechazó.

Jaromir Klempir, Karel Gott (en el medio) y Ladislav Staidl, 1968 (Foto: CTK)Jaromir Klempir, Karel Gott (en el medio) y Ladislav Staidl, 1968 (Foto: CTK) "Karel Gott es un verdadero profesional que inmediatamente se gana el respeto de los que trabajan con él", afirman sus colaboradores y otros cantantes. Su laboriosidad e inagotable energía son admirables. Quizás se deba al intenso trabajo el hecho de que pasa casi desapercibido por el correr de la vida, de manera que los años vividos casi no se le notan. Por el contrario, como afirman sus admiradoras, "Karel Gott es cada vez más guapo".

Karel Gott es oriundo de la ciudad de Pilsen, Bohemia Occidental, donde nació en julio de 1939. Sus padres pronto se mudaron a Praga, por lo que la mayor parte de la vida del artista está vinculada a la capital checa. Respetando el deseo de su padre, aprendió el oficio de electromecánico, no obstante le dedicó un tiempo mínimo, ya que el amor a la música fue mucho más fuerte. Estudió en el Conservatorio de Praga, ganándose la vida cantando en varios cafés capitalinos. A finales de los años cincuenta del siglo XX ganó un concurso para jóvenes talentos, lo que le abrió las puertas al mundo del espectáculo.

Actuó con diversas orquestas, se desempeñó en los teatros Semafor y Apollo de Praga, fue protagonista de varias películas e interpretó también canciones para hermosos cuentos de hadas, entre ellos una adaptación checa de "La Cenicienta".

Habíamos dicho que incluso un ruiseñor podría envidiarle a Karel Gott su voz. Cabe añadir que Gott se hizo acreedor en más de veinte ocasiones del premio al mejor cantante de la República Checa, denominado "El ruiseñor de Oro".

29-11-2004