El sistema de la enseñanza vivirá varios cambios este año

04-01-2016

Diversos cambios serán introducidos en la enseñanza checa este año. A partir de septiembre, cuando comience el nuevo año escolar, será aplicado un plan de educación inclusiva que consiste en garantizar el mismo nivel de enseñanza a todos los niños, comprendidos también los que padecen de retraso mental. Asimismo, los educadores no podrán ser despedidos durante los meses de vacaciones escolares, y los alumnos en vez del examen de bachillerato de lengua extranjera podrán presentar el certificado de idioma B2.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaFoto ilustrativa: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa Todos los alumnos deben contar con las mismas condiciones de aprendizaje. Así se sostiene en una enmienda a la Ley de Enseñanza, a ser aplicada a partir de septiembre. En el nuevo sistema educativo se desistió de separar a los alumnos en diversas categorías, en dependencia de su disposición mental o situación social. Se cuenta con medidas adicionales para garantizar que todos los niños puedan ir al mismo tipo de escuela de educación básica y tener así las mismas condiciones de desarrollo intelectual, según destaca Kateřina Valachová, ministra de Educación.

”Por primera vez, y ese es el mayor aporte de la enmienda, todos los niños tendrán derecho a la misma educación. O sea, serán respetadas las necesidades concretas de cada niño, incluidos los que padecen retraso mental. Los alumnos que lo necesiten tendrán derecho a recibir ayuda de asistentes, así como ayuda financiera, para poder cumplir el plan de enseñanza”.

Kateřina Valachová, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaKateřina Valachová, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa El plan de educación inclusiva cuenta a la vez con conservar los centros de enseñanza especializados, a los que podrán asistir los alumnos con serio retraso mental. Otra de las medidas incluidas en el proyecto es que todos los niños de cinco años deberán asistir a un parvulario, para participar en cursos de educación preescolar. El Ministerio de Educación cuenta con aplicar este nuevo sistema hasta el año 2018, cuando será sometido a un detallado estudio de sus aportes o eventuales impactos negativos.

A los estudiantes del último año de educación media, que este año presentarán el examen de bachillerato, también les esperan algunos cambios. Al estudiante que haya rendido con anticipación un examen de lengua extranjera y haya obtenido el certificado B2, le será reconocido ese certificado como prueba de bachillerato, según confirma Jiří Růžička, director de uno de los liceos de Praga.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaFoto ilustrativa: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa ”Con mayor frecuencia los estudiantes suelen presentar el examen Cambridge de inglés para luego tener menos asignaturas en el examen de bachillerato. Esta posibilidad representa un gran aporte y ventaja para los que la aprovechen. Un gran interés hay también por el certificado de francés y alemán”.

Además, a partir del nuevo año escolar será aplicada la enmienda a la Ley de Trabajadores en la Enseñanza, que garantiza a los educadores un contrato mínimo de 12 meses. Así se pondrá fin a la práctica aplicada en algunos centros escolares, donde los profesores tenían contrato de diez meses. Para los dos meses de vacaciones escolares eran despedidos y se veían obligados a dirigirse a la Oficina de Trabajo para pedir subsidio de desempleo. En verano de 2016 podrán ser despedidos por dos meses por última vez.

04-01-2016