El sistema dual vuelve a las escuelas checas

29-03-2018

Hacer más atractivos los oficios y las profesiones manuales. Este es el objetivo de la planificada reintroducción en las escuelas básicas en Chequia del sistema de educación dual.

Foto ilustrativa: Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Pixabay / CC0 La economía checa carece de mano de obra cualificada. Por un lado el país registra un bajo índice de desempleo, pero por el otro se enfrenta a una gran falta de especialistas, sobre todo en las profesiones manuales.

A fin de enmendar la situación, el Gobierno quiere reintroducir en unos dos años el sistema de educación dual en las escuelas de enseñanza básica en Chequia, que combina el aprendizaje normal con clases de formación profesional, como recalcó Karel Havlíček, presidente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa.

”Es más bien una cuestión legislativa el que se logre introducir el sistema de educación dual en la enseñanza básica lo más pronto posible, digamos dentro de dos años. Los llamados talleres de educación laboral deberían ser obligatorios. Los alumnos entrarán así en contacto directo con distintos materiales y algunos jóvenes puede que decidan continuar por ese camino y seguir ampliando sus conocimientos de tal o cual oficio en un centro de aprendizaje o una escuela especializada de educación media, donde seguirán perfeccionándose”.

Karel Havlíček, foto: Filip Jandourek, ČRoKarel Havlíček, foto: Filip Jandourek, ČRo El sistema de educación dual había funcionado en el país en el pasado y había dado buenos resultados, según Karel Havlíček.

”Lo esencial ahora es motivar a las empresas a profundizar la colaboración con los centros de aprendizaje y a cooperar igualmente con las escuelas de enseñanza básica en la formación laboral de los alumnos. El Estado cubriría los gastos del aprendizaje teórico y las empresas participarían en la preparación profesional de los alumnos. A cambio de ello el Estado les proporcionaría beneficios fiscales o en el tema de las inversiones”.

La adopción de normas que permitirían la aplicación de la educación dual cuenta con el apoyo del Gobierno checo, como aseguró el primer ministro en dimisión, Andrej Babiš.

Foto ilustrativa: Martin Karlík, ČRoFoto ilustrativa: Martin Karlík, ČRo ”De la educación dual hablamos desde hace mucho tiempo. Estamos interesados en la combinación del aprendizaje teórico y práctico, puesto que ello puede ser un gran aporte para la economía nacional y puede ayudar a recuperar diversas profesiones obreras en el país. Deseamos igualmente que los oficios gocen de un mayor prestigio en la sociedad, para que aumente el interés de los jóvenes por dedicarse a las profesiones manuales. Éste es de hecho el mayor problema de la economía nacional checa, que no hay suficiente especialistas en los oficios que necesitamos”.

El número de los egresados de los centros de aprendizaje de oficios y escuelas especializadas se redujo marcadamente durante el último decenio. Mientras que en 2005 recibieron el certificado de profesionalidad en Chequia unos 20.000 jóvenes, en 2017 fueron sólo 11.000 jóvenes. La mayor falta de profesionales se registra entre los tapiceros y los carpinteros. En el oficio de tapicero se graduaron el año pasado unos 30 aprendices a nivel de todo el país. Semejante es la situación en el caso de los carniceros, profesionales de techos, canteros y sastres.

29-03-2018