El Teplice derrota al Celtic, pero queda eliminado de la Copa de UEFA

04-03-2004

El equipo checo de fútbol FK Teplice derrotó este miércoles en casa al Celtic Glasgow, de Escocia, 1-0. Aunque los checos lograron batir a uno de los mejores clubes del mundo, quedan eliminados de la tercera ronda de la Copa de UEFA, tras haber perdido en el partido de ida 0-3.

FK Teplice derrotó este al Celtic Glasgow, de Escocia, 1-0, foto: CTKFK Teplice derrotó este al Celtic Glasgow, de Escocia, 1-0, foto: CTK Los hinchas del Celtic, galardonados con el premio para los mejores fans del mundo por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), inundaron ayer miércoles la ciudad balnearia de Teplice, al norte del país. Cerca de 17 mil espectadores en total asistieron al encuentro; la afición "verdiblanca" ocupó una cuarta parte del estadio, animando al Celtic al ataque con sus coros.

El inicio del partido se postergó por un cuarto de hora debido a un corte de electricidad y nada más empezar el encuentro, apretó a nevar.

Los escoceses, quizás dándose cuenta de su ventaja del choque de ida, no se concentraron plenamente en el juego en el primer tiempo y casi sufrieron las consecuencias de eso.

Los hinchas del Celtic, foto: CTKLos hinchas del Celtic, foto: CTK El delantero checo, Jirí Masek, abrió el marcador con un tiro a distancia. El técnico del Teplice, Frantisek Straka, afirmó, además, que en la primera parte el árbitro noruego Ovrebo no pitó un penalti contra el Celtic, aunque el zaguero Baldi jugó evidentemente con la mano en el área grande.

"He visto la situación después en la televisión y fue un penalti claro. Es una pena, ya que el partido se habría desarrollado de manera totalmente diferente", expresó Straka recién terminado el encuentro.

Los checos pudieron aumentar su ventaja a principios de la segunda parte, el defensa Rada falló rozando el larguero con un cabezazo. Por otra parte, el técnico checo admitió que habría sido un suicidio abrir el juego intentando marcar el segundo gol, ya que los escoceses fueron muy peligrosos en el contraataque, lo que demostraron al final del partido; el goleador Larsson, no obstante, no consiguió batir de cara a cara al portero Postulka.

Así que los futbolistas checos, como mínimo, acabaron alegrándose por haber derrotado al finalista del último año de la Copa de UEFA, invicto en 26 partidos consecutivos. Por su parte, los escoceses se entusiasmaron por haber pasado a los octavos de final de la Copa de UEFA.

04-03-2004