El Tribunal Constitucional recorta los recortes

28-11-2012

El Tribunal Constitucional de la República Checa anuló este martes algunos pasajes del paquete gubernamental de reformas, aprobado por el Parlamento. El Tribunal reconoció parcialmente así las quejas presentadas por la oposición en relación a la reforma del sistema social, de jubilaciones, de salud y otros.

Foto ilustrativa: Kristýna Maková / Archivo de ČRo 7 - Radio PragaFoto ilustrativa: Kristýna Maková / Archivo de ČRo 7 - Radio Praga La obligación de los desempleados de realizar trabajos públicos obligatorios y gratuitos si en el curso de tres meses no encuentran un nuevo empleo es una de las cuatro normas anuladas por el Tribunal Constitucional. Según sostuvo el presidente de la Corte, Pavel Rychetský, este reglamento contradice la ley que prohíbe los trabajos forzados y viola el derecho del ciudadano de recibir una remuneración justa por su trabajo.

”En el caso de los trabajos públicos obligatorios para los desempleados hemos coincidido en que esta norma se asemeja a la directiva del Código Penal sobre la ejecución de labores en beneficio público que se aplica a los delincuentes encarcelados. De esta manera, desde el punto de vista de la opinión pública los desempleados que realizan los trabajos públicos son puestos al mismo nivel que los delincuentes, lo que es inadmisible”.

Foto: ČTKFoto: ČTK El Tribunal Constitucional suspendió también el tiempo límite de cinco años como máximo para la validez de un documento firmado por un paciente que por adelantado indica estar de acuerdo con determinados tratamientos médicos futuros. Los jueces indicaron que el período de validez del acuerdo depende exclusivamente de la decisión del paciente.

El jefe del Gobierno y líder del Partido Cívico Democrático, Petr Nečas, sostuvo que el Gabinete respetaba la decisión del Tribunal que, junto con anular cuatro reformas, confirmó la validez de las restantes 11 directivas presentadas por el Gobierno.

Petr Nečas, foto: Filip Jandourek / Archivo de ČRoPetr Nečas, foto: Filip Jandourek / Archivo de ČRo ”Acepto la decisión del Tribunal, aunque puedo no estar de acuerdo con ella. Nosotros queremos estudiar ahora detalladamente la motivación que llevó a la Corte a la suspensión de algunos cambios. Posteriormente emprenderemos los pasos legislativos necesarios para enmendar los fallos y elaborar nuevas directivas en caso de necesidad”.

Los diputados socialdemócratas que pedían la anulación de todo el paquete de reformas, reconocieron que, independientemente de que su victoria en cuanto a la suspensión de los cambios ha sido sólo parcial, están contentos con la decisión del Tribunal Constitucional.

28-11-2012