El verano frío abruma a los dueños de cervecerías y campings

16-07-2004

Este verano, el tiempo en la República Checa es bastante frío y lluvioso, las temperaturas no tienen nada que ver con el calor tropical que hizo los años pasados. Los empresarios, cuyas ganancias dependen del buen tiempo, sufrirán esta temporada probablemente grandes pérdidas.

"Este jueves por la mañana, el tiempo estaba cubierto con aisladas lluvias, por la tarde la nubosidad disminuyó, las temperaturas alcanzaron un máximo de 21°. Al día siguiente predominará tiempo nuboso o cubierto con lluvias y chubascos, sobre todo al norte del país, por la tarde, temporales aislados, y las temperaturas alcanzarán un máximo de 25°".

Pronósticos parecidos suelen oír los radioescuchas de la Radiodifusión Checa casi todos los días, desde que empezó el verano en la República Checa. Los dueños de cervecerías, heladerías, campings y piscinas se lamentan, ya que sus ganancias se reducen notablemente.

Debido a las bajas temperaturas, no es de extrañar que estos días la mayoría de las terrazas de los restaurantes se queden medio vacías. Los checos este verano no beben tanta cerveza, comparándolo con años anteriores, en los que, a partir de junio, el consumo de cerveza siempre se disparó.

Igualmente los dueños de campings y piscinas se quejan de las bajas temperaturas y lluvias. "Anteriormente, a mediados de junio, generalmente, teníamos lleno; este año, nuestra capacidad está saturada en un 40 por ciento", así describen la situación casi todos los dueños de lo campings del país.

Por otro lado, las agencias de viajes checas se restriegan las manos de contento, debido al mal tiempo, ya que mucha gente decidió aprovechar sus ofertas y viajar al sur en búsqueda de sol y mejores condiciones climáticas.

El fin de semana, las temperaturas alcanzarán en la República Checa unos 30 grados, sin embargo, posteriormente el tiempo volverá a refrescar.

16-07-2004