Elecciones europeas, detonador de crisis gubernamental

18-06-2004

La crisis continúa. Los resultados de las elecciones checas al Parlamento Europeo han provocado una fuerte sacudida en el Gobierno del primer ministro, Vladimír Spidla. La oposición, y parte de la cúpula socialdemócrata piden la dimisión de Spidla.

Vladimír Spidla, foto: CTKVladimír Spidla, foto: CTK Las cosas se complican para el primer ministro y líder socialdemócrata Vladimír Spidla, además de la presión ejercida por la oposición, un sector de su partido le propuso que si desea continuar al frente del Ejecutivo debe renunciar a la jefatura partidista.

Y como si esto fuera poco, los comunistas, que lograron el segundo lugar en las lecciones checas a la Eurocámara, ofrecen respaldar al Gabinete siempre y cuando respete la política de garantías sociales anunciada como parte del programa de gobierno socialdemócrata. Los comunistas exigen además la dimisión del primer ministro.

De acuerdo con informaciones del diario Mladá Fronta Dnes, el líder socialdemócrata pedirá un voto de confianza para toda la cúpula socialdemócrata, dando a entender que él no dimitirá, y que la responsabilidad por la crisis recae también en otros miembros de la dirección partidista.

Por su parte, el vicepresidente del Partido Socialdemócrata y ministro del Interior, Stanislav Gross, insiste en la dimisión de Spidla y está dispuesto a dirigir la formación hasta la celebración del próximo congreso partidista.

El líder del opositor Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek, busca la celebración de elecciones anticipadas, pero en el escenario político checo existen dudas sobre el beneficio inmediato de semejante medida.