Empieza la primera fase para levantar las restricciones por coronavirus en República Checa

20-04-2020

La República Checa ha puesto en marcha la primera fase de un total de cinco para levantar de manera paulatina las restricciones instauradas por la epidemia de coronavirus. A partir de este lunes y hasta el 8 de junio se irán abriendo gradualmente tiendas y servicios.

Foto: ČTK/Šimánek VítFoto: ČTK/Šimánek Vít La reapertura de los mercadillos de productos agrícolas, a partir de este lunes en la República Checa, ha dado la señal de que los checos se van preparando para un cuidadoso retorno a la “nueva normalidad”.

 Foto: ČTK/Plíhal Libor Foto: ČTK/Plíhal Libor El funcionamiento de los mercadillos agrícolas deberá regirse por estrictas medidas de higiene que impidan la difusión del coronavirus. Los vendedores deberán llevar mascarillas, guantes y deberán ofrecer desinfectante a los clientes. No habrá degustaciones de ningún tipo ni espectáculos de música como era habitual en algunos mercadillos.

Los puestos deben guardar una distancia mínima de dos metros, mientras que la separación entre los compradores será como mínimo de un metro.

El ministro de Salud Adam Vojtěch instó a la población a respetar todas las normas y advirtió a los dueños de los puestos en los mercadillos que la violación de las medidas será duramente castigada.

“En caso de que se demuestre la violación de las normas de higiene, las multas pueden ser de hasta 100 000 euros. La infracción se calificaría como un atentando contra la salud pública”.

La primera fase incluye la reapertura de una serie de servicios, abrirán sus puertas las ventas de automóviles usados y las salas de exposición de vehículos. Las bodas estarán permitidas con la asistencia de un máximo de 10 personas.

A partir de este lunes los deportistas profesionales podrán entrenar al aire libre, pero en grupos pequeños.

Foto: Google MapsFoto: Google Maps Los políticos han empezado a debatir la posibilidad de abrir de manera restringida las fronteras del país y permitir, tal vez en verano, que los ciudadanos puedan viajar a algunos países seleccionados por su bajo riesgo.

El ministro de RR.EE. Tomáš Petříček dijo en este sentido que deben existir condiciones reales para que no se difunda el coronavirus.

“La situación debe permitir que después de regresar de un viaje corto no sea necesaria la cuarentena. Ahora hay más posibilidades de viajar que hace unas semanas atrás. Bueno, estos son algunos pasos que deseamos aplicar a corto plazo. A partir del primero de mayo deberíamos tener un plan definido”.

El Gobierno analiza pormenores para facilitar gradualmente los viajes de los trabajadores transfronterizos. Se trata, por ejemplo, de muchos checos que trabajan en Alemania y Austria, así como de polacos y eslovacos que tienen su lugar de trabajo en Chequia.

No obstante, el presidente de la República Miloš Zeman ha vuelto a insistir en que no está de acuerdo con la apertura de las fronteras del país, tal y como declarara a la radio Frekvence 1.

“Insisto en que las fronteras deben permanecer cerradas durante un año, para que la salida no desencadene una ola de epidemia. Esto puede suceder si se viaja a países donde la epidemia no ha terminado”.

Las agencias de viajes, hoteles y otros empresarios del sector turístico están pidiendo al Gobierno que proporcione fechas preliminares sobre la eventual apertura de las fronteras.

El ministro de Salud Adam Vojtěch dijo que resulta muy difícil predecir la evolución de la epidemia, nadie sabe si vendrá una segunda o tercera ola del nuevo coronavirus.

20-04-2020