Empresa checa pide ayuda a la UE debido a las importaciones baratas de China

06-06-2005

El fabricante checo de pantallas televisivas, Tesla Ecimex, junto al productor lituano de electrónica Ekranas, piden a la Unión Europea ayuda debido a las importaciones de productos baratos de Asia. Se trata de la primera petición de este tipo por parte de una empresa checa.

Gracias a los salarios reducidos y a las baratas materias primas, los fabricantes asiáticos se han convertido en la actualidad, para los fabricantes europeos, en una gran competencia en el sector de la industria maquinaria.

"Hemos preparado todos los documentos necesarios para que la Comisión Europea inicie el proceso antidumping contra las importaciones masivas de componentes para televisores chinos, porque para nosotros es cada vez más difícil hacer frente a esta competencia", indicó para la agencia AFP el presidente de la empresa lituana, Etimutis Zvybas.

De esa forma, la Unión Europea en el futuro podría imponer derechos aduaneros antidumping, que aumentarían el precio de las importaciones de electrónica de Asia.

"La presión de las empresas chinas es peligrosa, a su vez, para otros fabricantes europeos y podría provocar temores en cuanto a la producción y los puestos de trabajo", afirmó el portavoz de la empresa checa, Karel Petrzelka, en referencia al hecho de que Europa hace poco ha empezado a defenderse, asimismo, ante las importaciones baratas del textil chino.

No obstante, según indicó el vicepresidente de la Asociación de la Industria Textil checa, Jirí Kohoutek, en la República Checa dicho sector está desapareciendo no solamente debido a las importaciones asiáticas.

"Registramos la desaparición de varios sectores en la industria textil del país, por ejemplo, el de alfombras, pero la verdad es que este sector ha desaparecido tanto por la competencia china como por la de otros países europeos, sobre todo de Bélgica y Países Bajos", señaló Jirí Kohoutek.

06-06-2005