Empresario acusado de fraudes millonarios en fuga

20-06-2005

A la policía anticorrupción checa se le escapó un multimillonario acusado de fraudes, alianza delictiva y de haber preparado un asesinato. El empresario Radovan Krejcír huyó por la ventanilla del baño de su residencia pocas horas después de su detención.

Radovan Krejcír (Foto: CTK)Radovan Krejcír (Foto: CTK) Radovan Krejcír, considerado como uno de los hombres más adinerados de la República Checa, fue detenido por la unidad de intervención rápida el pasado sábado a las dos de la madrugada en su residencia de lujo en Cernosice, cerca de Praga. Al cabo de ocho horas, durante las cuales la policía anticorrupción registraba su casa, Krejcír pidió si podía ir al servicio. Le acompañó un policía. Luego, el empresario detenido necesitó sólo un minuto para saltar por la ventanilla del baño hacia afuera, correr hacia la puerta del jardín,que no estaba vigilada, saltar por encima y desaparecer.

Según informó el secretario de la policía anticorrupción, Josef Becvár, en la villa de Krejcír se encontraron billetes de banco por un valor de varios millones de euros, destinados probablemente a cometer actos criminales. La policía opina que una parte de los francos suizos y coronas checas incautados son falsificaciones. Según el diario Mladá Fronta Dnes, la policía intervino contra Krejcír para impedir los preparativos del asesinato de un aduanero.

Radovan Krejcír (Foto: CTK)Radovan Krejcír (Foto: CTK) El empresario es sospechoso además de un intento de fraude en la empresa estatal Cepro, que administra, entre otras, las reservas estatales de combustibles. El mismo consistía en que la empresa Venturon Investment depositó en Cepro ficticiamente miles de litros de gasolina y petróleo, que luego exigía devolver. En realidad, dichos combustibles habían sido vendidos ya mucho antes en el mercado checo por otra empresa afiliada a Venturon. Venturon demandó a Cepro por una pérdida de casi tres mil millones de coronas, equivalentes a cien millones de euros. El tribunal decidió que Cepro tiene que pagar esta suma.

La lista de actividades sospechosas del empresario Radovan Krejcír, de 36 años, es mucho más larga. La policía lo acusa de fraudes aduaneros al importar petróleo de Eslovaquia, de recaudar ilegalmente fondos financieros de la compañía Technology Leasing, y en octubre del año pasado Krejcír fue puesto ante el tribunal por un fraude con acciones.

20-06-2005