Empresario checo Kozený detenido en las Bahamas

07-10-2005

El empresario de origen checo Viktor Kozený fue detenido en las Islas Bahamas, donde se ha refugiado ante la justicia checa. EE.UU. acusó a Kozený de corrupción a la hora de privatizarse la industria petrolera de Azerbaiyán.

Viktor Kozený (1993) Foto: CTKViktor Kozený (1993) Foto: CTK El acta de acusación, que contiene 27 cargos, indica que compañías presididas por Viktor Kozený ofrecieron cientos de millones de dólares como soborno para obtener la participación mayoritaria en la empresa petrolera estatal de Azerbaiyán SOCAR. Durante estos manejos poco limpios, que se realizaron entre los años 1997 y 1999, perdieron millones de dólares también inversores estadounidenses, entre ellos, por ejemplo, la Universidad de Columbia.

El escándalo de privatización sacudió Azerbaiyán en octubre de 2003. Viktor Kozený admitió entonces en una entrevista para la estación Radiojournal que sabía de los sobornos, pero no participó personalmente en estas actividades.

"No me ensucio las manos con tal trabajo, para ello los inversores contrataron a su agente", sostuvo Kozený.

Según expertos, Kozený empleó en Azerbaiyán la misma táctica que en los años 90 en Checoslovaquia durante la privatización por el método de cupones. A los inversores estadounidenses se les cobró elevadas sumas prometiéndoles que iban a adquirir a precios ventajosos cupones destinados para la privatización de SOCAR. Al final, el Gobierno de Azerbaiyán decidió no privatizar esta empresa petrolera. Los funcionarios sobornados defraudaron al empresario fraudulento.

En la República Checa, Kozený privó a accionistas pequeños de casi 12 mil millones de coronas, aproximadamente 400 millones de euros. El Ministerio de Justicia reclama a las Islas Bahamas la extradición de Viktor Kozený a la República Checa desde hace casi dos años.

"En caso de que Kozený fuese entregado a EE. UU. la República Checa tiene dos posibilidades: Solicitar su extradición, lo cual es muy improbable, o esforzarse en entregar la causa penal a EE. UU. según los tratados vigentes", informó el portavoz del Ministerio de Justicia checo, Petr Dimun.

En la causa del ex empresario checo fueron detenidos también dos ciudadanos estadounidenses, Frederic Bourke y David Pinkerton. De ser culpables podrían enfrentar condenas de hasta 20 años de cárcel por blanqueo de dinero.

07-10-2005