Empresas checas deben actuar rápidamente si quieren participar en la reconstrucción de Iráq

22-04-2003

El Iráq posbélico ofrece enormes posibilidades a las empresas interesadas en participar en su reconstrucción. Entre ellas figuran también compañías checas.

Iráq de hoy, foto: CTKIráq de hoy, foto: CTK Éstas deben actuar con rapidez si quieren obtener lucrativos contratos, ya que el hecho de que la República Checa figure entre los países que ayudan en Iráq no les garantiza que ganen fácilmente los concursos, subraya la portavoz del Ministerio de Industria y Comercio, Vladimíra Ríhová.

"Al seleccionar a las empresas que puedan tomar parte en la reconstrucción del Iráq posbélico, la República Checa respeta las recomendaciones de la Oficina para la Reconstrucción y Ayuda Humanitaria a Iráq. Dicha Oficina calificó de prioritarios los sectores de la electrificación, la construcción, el petrolero, la descontaminación de tierra y agua, el transporte, y también las industrias de maquinaria y la depuración de aguas residuales".

Las empresas checas interesadas en dicha reconstrucción deben registrarse en CzechTrade, Agencia de Promoción Comercial de la República Checa. Su director, Martin Tlapa, afirma que hasta el presente una treintena de firmas se han registrado y que el interés es creciente.

Iráq de hoy, foto: CTKIráq de hoy, foto: CTK "Las empresas checas pueden imponerse como suministradores de ciertos tipos de productos, en primer lugar agrícolas y equipos para la extracción de crudo y del sector energético. Se trata precisamente de productos y equipos que este país exportaba ya en el pasado a Iráq. Por ejemplo, en el pasado se exportó un elevado número de tractores, e incluso funcionaba en Iráq una fábrica para la reparación de esos tractores".

Una vez recogidas las ofertas de las empresas checas, CzechTrade las transmitirá a la Oficina norteamericana para la reconstrucción y ayuda humanitaria. También el Gobierno checo promete liberar del presupuesto estatal una suma destinada a cofinanciar varios proyectos en Iráq.

22-04-2003