Empresas checas llegarán a Iraq más tarde

29-08-2003

La participación de las empresas checas en la reconstrucción de Iraq se postergará. El Ministerio de Industria y Comercio aun no ha decidido sobre la repartición de las ayudas estatales para las compañías que quieran entrar en el mercado iraquí.

El secretario del ministro de Industria y Comercio, Miroslav Somol, indicó que las empresas checas deben tener paciencia, ya que en la actualidad siguen realizándose en Iraq trabajos relacionados con la renovación inmediata del país destruido por la guerra.

"Las empresas checas tendrán muchas posibilidades de imponerse en la segunda fase de la reconstrucción posbélica de Iraq, es decir, en la fase del desarrollo de la economía iraquí, cuando los checos podrán reanudar las buenas relaciones que siempre mantuvieron con firmas iraquíes", dijo Somol.

La verdad es que en el pasado Checoslovaquia mantenía con Iraq relaciones comerciales excelentes. Por ejemplo, un 60 por ciento de las instalaciones de refinería iraquíes fueron construidas por la empresa checoslovaca Technoexport.

Situación en Iraq, foto: CTKSituación en Iraq, foto: CTK No obstante, ese hecho no garantiza a la República Checa la posibilidad de reparar o modernizar dichas instalaciones, ya que la situación hoy día es totalmente diferente. En la actualidad, las empresas checas se empeñarán, sobre todo, por pasar a ser subproveedores de los importantes proyectos realizados mayormente por casas estadounidenses.

Y, realmente, muchas compañías checas tienen interés por hacerlo. El problema es que no disponen de los medios financieros necesarios.

"Las empresas checas podrán suministrar mercancía a Iraq, sólo si otra compañía financia el proyecto, lo que es, por supuesto, para las casas checas una gran desventaja ", alegó el secretario del Ministerio de Industria y Comercio, Miroslav Somol.

29-08-2003