Endeudamiento estatal impide rápida introducción del euro en la RCh

16-09-2003

Los euroescépticos checos tienen una razón para alegrarse: parece que la corona seguirá siendo la moneda nacional durante muchos años. Una introducción rápida del euro se ve obstaculizada por el gran endeudamiento del Estado checo.

foto: Comisión europeafoto: Comisión europea La República Checa no alcanza uno de los cinco Criterios de Maastricht, cuyo cumplimiento es una condición imprescindible para entrar en la Unión Monetaria Comunitaria. El déficit fiscal no debe sobrepasar el tres por ciento del Producto Interior Bruto.

Según señala el ex ministro de Finanzas, Pavel Mertlík, para este año está previsto un déficit del siete por ciento en las finanzas públicas.

"La reforma de las finanzas públicas, de ser aprobada, prevé reducir un déficit por debajo del tres por ciento hasta los años 2007 o 2008. Luego se necesitarán otros dos años para que el Banco Central Europeo finalice todos los trámites necesarios. Esto significa que la fecha real en la que el país podría introducir el euro, son los años 2009 o 2010".

Con esta fecha cuenta también la Estrategia de Aceptación del Euro elaborada por el Gobierno checo en cooperación con el Banco Central Checo.

Pavel Mertlík califica como ventajosa la introducción del euro, pero advierte que no se debe precipitar.

"Tras su adhesión a la Unión Europea, la República Checa seguirá siendo un país menos avanzado que los actuales quince miembros. Por ello sería mejor mantener durante varios años la moneda nacional porque así se crean mejores condiciones para armonizar el nivel económico y de vida. Considero oportuno el año 2010 para introducir el euro".

Los primeros en obtener beneficio del euro, serán los importadores y exportadores que no deberán comprar más las divisas.

16-09-2003