Entre los presidenciables figuran el ex primer ministro M. Zeman y el ombudsman O. Motejl

01-10-2002

El año próximo termina el mandato presidencial de Václav Havel y los partidos están buscando a su sucesor. La gubernamental socialdemocracia ha decidido realizar un referéndum cuyo ganador se presentará a la Presidencia de la República por este partido. En dicho referéndum podrán tomar parte tanto militantes del Partido Socialdemócrata como otros ciudadanos.

En la lista de los presidenciables por el Partido Socialdemócrata Checo figuran el ex primer ministro Milos Zeman, el ex ministro de Justicia, Jaroslav Bures, y el ombudsman Otakar Motejl.En el referéndum que el Partido Socialdemócrata realizará a finales del presente mes, sus militantes y los ciudadanos interesados escogerán de la lista presentada a la personalidad que optará en enero próximo en el Parlamento por el cargo de jefe de Estado frente a los candidatos de otros partidos.

Los dirigentes socialdemócratas aseguraron que el resultado del referéndum tendrá un carácter vinculante para el partido. Quien gane el referéndum será el candidato definitivo del Partido Socialdemócrata a la presidencia de la República.

Entretanto, la Unión de la Libertad, el menor socio de la coalición gubernamental, anunció que en la elección parlamentaria del presidente de la República apoyaría a Otakar Motejl y Jaroslav Bures en caso de no pasar el candidato del democristiano Partido Popular, Petr Pithart.

La agencia de noticias CTK señaló, remitiéndose a fuentes allegadas al Partido Socialdemócrata que la eventual victoria de Milos Zeman en el referéndum, convocado por la socialdemocracia, podría provocar incluso la caída del gobierno. El ex primer ministro Milos Zeman es para muchos inaceptable por su estilo de política e incontinencia verbal que en la anterior legislatura provocaron varios escándalos de incidencia internacional.

El mandato del actual presidente checo expira en enero próximo.Los analistas opinan que será difícil encontrar un sucesor que tenga la talla de Václav Havel.

01-10-2002