"Es un honor traer nuestra poesía hecha canción a Praga"

30-10-2007

Por primera vez se presenta en Praga El Café Chorale de Costa Rica, una de las agrupaciones musicales más destacadas de ese país, que mezcla canciones sacras y clásicas con el acervo popular latinoamericano. El director del conjunto, David Ramírez, se mostró complacido de poder brindar su arte en esta ciudad.

David Ramírez y El Café Chorale de Costa RicaDavid Ramírez y El Café Chorale de Costa Rica Inglaterra, Bélgica, Suiza, Alemania. Ese es el itinerario que ha seguido El Café Chorale de Costa Rica, en su sexta gira por Europa, hasta recalar por primera vez en Praga.

En la capital checa ya brindaron una actuación, el lunes, y tienen programada una más, este martes, a las 19.30 horas, en la iglesia de San Martín, en el centro de la ciudad.

Veintiocho son los integrantes de El Café Chorale, catorce hombres y catorce mujeres de edades y oficios diversos, aunque unidos por su amor a la música. Más un director y conductor, David Ramírez, quien declaró que era un honor y un privilegio actuar por primera vez en la capital checa.

"Para nosotros, los costarricenses integrantes de El Café Chorale, es un honor estar aquí, poder traer nuestra música, nuestros sentimientos, nuestras cosas particulares muy esquemáticas de nuestra cultura, de nuestros ritmos. Es un gusto traer nuestra poesía hecha canción y estar presentes dentro de este ambiente tan praguense, tan lindo, tan lleno de arte, es realmente un privilegio", indicó David Ramírez.

El Café ChoraleEl Café Chorale El Café Chorale, fundado en 1994, ha sido galardonado dos veces con el Premio Nacional de Música de Costa Rica, en 1999 y 2003. El fuerte de la agrupación es la música tradicional latinoamericana y David Ramírez cree que el público europeo ha sabido apreciar eso.

"Hemos hecho un proyecto de investigación sobre el arreglo coral y la idea nuestra es que esta música es tan importante que es para cualquier escenario del mundo y seguimos convencidos de eso. La música latina siempre se ve como de lejos, en un inicio, pero cuando ya la gente la escucha, tiene una magia particular y tiene una aceptación verdaderamente extraordinaria esta música"vestigación sobre el arreglo coral y la idea nuestra es que esta música es tan importante que es para cualquier escenario del mundo y seguimos convencidos de eso. La música latina siempre se ve como de lejos, en un inicio, pero cuando ya la gente la escucha, tiene una magia particular y tiene una aceptación verdaderamente extraordinaria esta música", sostuvo el director y conductor.

David Ramírez, cuyos dos hijos, Dania y Josué, forman parte de la agrupación y de esta gira, prometió volver a Praga con El Café Chorale en un futuro cercano y para entonces dijo que tendrían preparadas canciones de autores checos.

Después de su estadía en Praga, El Café Chorale proseguirá con su gira europea, la que concluirá el próximo cuatro de noviembre.

Foto: autor


30-10-2007