Escolares checos aprenden a reaccionar en caso de un ataque armado

06-02-2017

Enseñar a los profesores y alumnos de la enseñanza básica y media a reaccionar debidamente en caso de un eventual ataque de una o más personas armadas contra el colegio. Ése es el objetivo de un proyecto de defensa personal para escolares que en la República Checa está en sus comienzos.

Foto: ČTFoto: ČT La sociedad moderna se está volviendo cada vez más agresiva, alertan los sociólogos. La causa principal la ven en la aguda situación en el mundo, así como en las películas y videojuegos que propagan la violencia, y que las personas suelen seguir desde la infancia. La violencia ha entrado también en los colegios, y la República Checa no queda fuera. En octubre de 2014, por ejemplo, una mujer con problemas mentales entró en un colegio y con un cuchillo atacó a un estudiante de 16 años, ocasionándole heridas mortales.

Un nuevo proyecto de defensa personal es promovido en las escuelas de Chequia para enseñar a los alumnos a protegerse en caso de un ataque con armas. Los cursos de defensa están a cargo de profesionales en seguridad, así como de policías y socorristas. Hasta el presente el programa fue aplicado en decenas de escuelas de Chequia y los profesores y otro personal de los centros de enseñanza pasaron por cursos de teoría en el tema de seguridad.

Saber lo que hay que hacer en caso de un ataque inesperado y reaccionar a tiempo es muy importante, según afirma Stanislav Kazbunda, agente de seguridad, uno de los instructores en los colegios de Bohemia del Sur.

”En caso de que los colegiales se vean enfrentados a una situación similar, a un ataque armado, ya sabrán qué hay que hacer, porque ya lo han oído, y también lo han experimentado personalmente, aunque sólo en forma de simulación”.

Muy importante es que los profesores no se dejen llevar por el pánico y reaccionen con calma a la situación surgida. Sería un gran error mandar a los alumnos a correr hacia el exterior del colegio, afirma otro de los instructores, Roman Preissler, quien enseña a protegerse a los colegiales de Bohemia del Norte.

Foto: ČT24Foto: ČT24 “El educador debería verificar primero hacia dónde lleva a los niños. Eso es muy importante, para que no ocurra lo mismo que durante un ataque en Francia, cuando en el colegio se desató el caos tras la incursión de un agresor armado, los estudiantes se pusieron a correr hacia la salida, pero el agresor los esperaba allí y los fue matando uno tras otro”.

Dominik Ticháček, de 16 años de edad, estudiante de un colegio de enseñanza media en el sur de Bohemia, aprecia la posibilidad de aprender a reaccionar en caso de peligro, según dijo a la Televisión Checa.

”En la parte teórica del curso, los instructores nos enseñan todo lo que debemos hacer. Luego, en la parte práctica, simplemente actué según sus instrucciones”.

Los escolares que pasaron por el curso de defensa ya saben que si una persona con arma de fuego o de otro tipo les atacara en el colegio, deben tratar de cerrarse con llave en un aula y levantar una barricada para asegurar la puerta y no dejar entrar al agresor. Luego deben llamar a la Policía y a través de la ventana informar sobre el número de atacantes y el eventual número de heridos.

La normativa del Ministerio del Interior que introduce el aprendizaje obligatorio de la defensa ante un ataque terrorista o de otro tipo en las escuelas de enseñanza básica y media entró en vigor en septiembre de 2016. No obstante, su aplicación en la práctica a nivel nacional registra cierta demora.

Según un estudio internacional, los países donde se registra el mayor número de ataques armados contra centros escolares son Afganistán, Colombia, Paquistán, Somalia, Sudán y Siria.

06-02-2017