Eslovacos famosos en Praga

17-12-2002

A la medianoche del 31 de diciembre se conmemorarán 10 años de la partición de Checoslovaquia. Muchos han sido los eslovacos que como consecuencia de la división del país han optado por permanecer en la República Checa y rehacer sus vidas.

Muchos de ellos abandonaron Eslovaquia durante los gobiernos de Vladimír Meciar, argumentando que no disponían de la suficiente libertad de expresión.

En la mayoría de los casos se trata de artistas. Darina Rolincová, la niña eslovaca que acompañaba en una canción a Karel Gott, el ídolo de la música pop local, estudió en Praga y se quedó en la capital checa donde actúa como Dara Rolins.

Uno de los casos más sonados fue el del director de cine Juraj Jakubisko. Hace diez años cuando anunció a sus compañeros la decisión de emigrar a Praga, le dijeron: "allá te morirás de hambre, mientras que Eslovaquia se convertirá en la Suiza centroeuropea".

Ninguna de las dos cosas se cumplieron. En 1992 Juraj Jakubisko optó por la nacionalidad checa y asegura que en las afueras de Praga vive tranquilo y contento.

Otro de los grandes de la pantalla es Fero Fenic, conocido por sus espectaculares documentales y por su Festival Cinematográfico Febio Fest, especializado en filmes documentales. Fenic vive en Praga desde hace 30 años y es una de las figuras de primera línea de la cultura checa.

Muchos eslovacos aseguran que 1992 fue para ellos un año decisivo, porque el anuncio de la inminente partición del país significó tomar medidas inmediatas. La frontera que ante ellos se leventaría representaría una serie de dificultades en cuanto a movilidad y aprovechamiento de posibilidades profesionales.

Uno de los eslovacos más influeyentes en su momento en Eslovaquia fue el sociólogo Fedor Gal, y fue el primero en denunciar persecución y falta de libertad de expresión en Eslovaquia. Actualmente vive en Praga y destaca en actividades literarias, es dueño de un café literario y organiza diferentes eventos culturales.

Entre los principales cantantes que dejaron su natal Eslovaquia, sobresale Miroslav Zbirka que actúa y compone en Praga. Y sin haberse trasladado a la República Checa el conjunto eslovaco Elán es el que más se escucha en los territorios checos.

17-12-2002