España, puente a América Latina para las empresas checas

14-03-2005

España, la quinta mayor economía de la Unión Europea en cuanto al Producto Interior Bruto, puede servir a empresas checas como puente para los mercados de América Latina y Marruecos.

Según Miguel Sánchez de Pedro, del bufete de abogados Rödl&Partner de Madrid, las empresas checas tienen la oportunidad de entrar a través de España en los mercados de América Latina, pero necesitan un socio español.

"No olviden que nuestro idioma es en América Latina el más hablado y también hay que tener en cuenta que en los últimos diez años España es el primer inversor de Europa en América Latina. En cuanto a Marruecos y el resto de los países de África del Norte, España está muy cerca. La empresa checa debería aprovecharse de esta plataforma".

Petra Konvicková, directora de la Agencia de Promoción Comercial de la República Checa, CzechTrade, en Madrid, confirma que hoy en día se pueden dar casos en los que las empresas españolas llevan como subcontratista a una empresa checa para sus proyectos en América Latina.

"Esto puede suceder en ciertos sectores, por ejemplo, en grandes proyectos del sector energético. Está el caso de una empresa checa que a través de una empresa española ha podido participar en un proyecto de modernización de plantas construidas, de hecho, por empresas checas. Es conocido que las empresas checas perdieron el mercado latinoamericano. Es la consecuencia de la desmantelación de la red de delegaciones comerciales que teníamos. Y este lugar lo han ocupado muchas veces las empresas españolas, que tienen también mejor acceso a la financiación de estos proyectos".

Miguel Sánchez de Pedro indica en qué sectores las empresas checas podrían ser exitosas.

"En Marruecos, en el norte de África, tienen capacidades en el sector textil y agrícola. En América Latina sería muy buena la tecnología, toda la tecnología checa que es muy valiosa y con un precio competitivo muy razonable".

España ofrece a los empresarios extranjeros un elaborado sistema de incentivos, del que las empresas checas no se han aprovechado hasta el momento, sostiene Miguel Sánchez de Pedro, del bufete de abogados Rödl&Partner de Madrid.

"Tenemos incentivos a la inversión, incentivos a la creación de empleo, también hay incentivos para la innovación, para investigación y desarrollo - eso son los principales incentivos donde el empresariado checo puede utilizar su capacidad. Hay oportunidades, pero tenemos que decir que la presencia de empresas checas en España todavía es muy pequeña, incluso el comercio bilateral entre España y la República Checa no usa toda su potencialidad, hay mucho camino por recorrer juntos".

14-03-2005