Españoles en la dramática conquista de la ciudad de Písek

04-09-2019

Cuatro siglos se cumplen de la triple conquista de la ciudad de Písek, acaecida a comienzos de la devastadora Guerra de los Treinta Años. Estos acontecimientos dramáticos se detallan en una muestra exhibida en el Museo de Prácheñ (Prácheñské muzeum), en la ciudad de Písek.

Písek, foto: Magdalena KašubováPísek, foto: Magdalena Kašubová Carlos Buenaventura de Longueval, conde de BuquoyCarlos Buenaventura de Longueval, conde de Buquoy Tras la defenestración de gobernadores de confesión católica dirigida en 1618 por los nobles de los estamentos checos, quienes exigían la libertad de religión, la ciudad de Písek decidió respaldar a los no católicos. Este posicionamiento provocó en 1619 una brutal conquista dirigida por el Ejército Imperial encabezado por Carlos Buenaventura de Longueval, conde de Buquoy. No era el único extranjero del ejército imperial que atemorizó a los ciudadanos de Písek, según explica Jaroslav Jiřík, el administrador de la muestra 'Písek 1619-1620/La triple conquista de la ciudad y comienzos de la Guerra de los Treinta Años en la región'.

“También había dos españoles - Don Baltazar de Marradas de Valencia y el capitán Don Martín de Huerta. Esta última figura proviene de la región checa de Nymburk, de una familia aristocrática empobrecida. Como su familia era católica, se trasladaron a Madrid. Él hablaba español y se consideraba español. Para el microcosmos de la ciudad de Písek es interesante encontrarse con una pléyade de extranjeros”.

Don Martín de Huerta fue nombrado administrador de la ciudad. Trató de convertir al pueblo a la fe católica con tiranía. El mismo año, la ciudad volvió a ser conquistada, en esa ocasión por los estamentos checos. La paz no duró mucho tiempo. En 1620 estalló el saqueo y los asesinatos más brutales de la historia de la ciudad.

Jaroslav Jiřík, foto: Dominika BernáthováJaroslav Jiřík, foto: Dominika Bernáthová Una gran parte de la exhibición se conforma de documentos históricos que describen las tres conquistas, como correspondencia bélica o folletos feriales. Jaroslav Jiřík resalta otros atractivos de la muestra.

“Además de los documentos se pueden ver armaduras auténticas de los soldados de la época – peones, mosqueteros, jinetes, coraceros y dragones. Tenemos también un cañón de campo”.

Jaroslav Jiřík es arqueólogo de profesión, así que la exhibición no carece de muestras de valiosos hallazgos antiguos.

Además de las colecciones de carácter palaciego, mostramos también hallazgos arqueológicos interesantes que provienen de varios lugares quemados en la ciudad Písek y sus alrededores. Podemos destacar la coraza de un jinete hoplita que encontramos recientemente en un sedimento de estanque en el que son evidentes las huellas de perforación. Probablemente fue perforado por un disparo”.

Prácheňské muzeum en la ciudad de Písek, foto: Barbora NěmcováPrácheňské muzeum en la ciudad de Písek, foto: Barbora Němcová La muestra da comienzo a otros proyectos que se estrenarán en Písek en brevedad, aproxima Jaroslav Jiřík.

“Para octubre planeamos otras dos exhibiciones: una de ellas dedicada a los tesoros de Týn nad Vltavou y la otra al archivo de la familia aristocrática de los Buquoy del castillo de Nové Hrady, especialmente a la bandera auténtica que el conde de Buquoy tenía en la Batalla de la Montaña Blanca (Bílá Hora)”.

La exhibición 'Písek 1619-1620/La triple conquista de la ciudad y comienzos de la Guerra de los Treinta Años en la región' permanecerá abierta hasta el 24 de noviembre de 2019.

04-09-2019