Especialistas respaldan la ratificación de la Convención de Estambul

31-07-2019

La Comisionada Gubernamental para los Derechos Humanos, Helena Válková, sostuvo que se empeñará por impulsar la ratificación por Chequia de la Convención de Estambul sobre prevención y lucha contra la violencia doméstica. Lo dijo en un debate sobre el tema, celebrado este martes en Praga.

Foto: OpenRoadPR, PixabayFoto: OpenRoadPR, Pixabay El Parlamento Checo analizará en el curso de los próximos meses la eventual ratificación de la Convención de Estambul, documento del Consejo de Europa del año 2011 sobre prevención y lucha contra la violencia doméstica.

El convenio fue firmado por 47 países miembros de esa institución que no pertenece a la Unión Europea. Hasta el 1 de septiembre del año pasado fue ratificado por 33 estados. Chequia, Bulgaria, Lituania y el Reino Unido figuran entre los países que lo han firmado pero no ratificado hasta el presente.

En Chequia el tema provocó arduos debates entre políticos, así como entre representantes de las Iglesias. Algunos sacerdotes católicos afirmaban incluso que el documento apoya la separación forzada de las familias y el envío de los niños a orfanatos, así como la deportación de sus adversarios a campos de exterminio.

El motivo de la negativa frente a la Convención de Estambul lo explicó en entrevista para Radio Praga Radan Šafařík, director del Departamento del Gobierno para la Igualdad entre Hombres y Mujeres.

”En Chequia no estamos acostumbrados al término ‘gender’, o género, y el tema de la igualdad de sexo no tiene una repercusión positiva. Esto es característico también para otros países de Europa del Este. Somos además un país bastante conservador y parte de la población rechaza todo lo que considera ‘dictado del exterior’. Tratamos de refutar esos temores y en el ejemplo de los países que ratificaron el documento, demostrar sus aportes y significado. Que se destinan allí mayores recursos financieros para ayudar a las víctimas de la violencia doméstica, surgen nuevas casas de asilo, se promueven campañas informativas y en algunos países el tema de la violencia doméstica fue incluido en el plan de estudio en las escuelas”.

Helena Válková, foto: Filip Jandourek, ČRoHelena Válková, foto: Filip Jandourek, ČRo En el reciente debate público sobre la Convención de Estambul celebrado en Praga, la Comisionada Gubernamental para los Derechos Humanos, Helena Válková, insistió en que el documento es un instrumento eficaz para prevenir y combatir la violencia doméstica.

”Creo que nadie debería rechazar un documento que trata el tema de la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica en general, su prevención y las formas de lucha contra ella. Considero que todos los países tienen experiencia abundante con que sobre todo las mujeres se convierten en blanco de la violencia doméstica. El documento implica tres cosas muy importantes: la prevención, la protección de las mujeres ante la violencia y la ayuda a las víctimas de la violencia doméstica en general. Esto abarca la violencia contra niños, mujeres, ancianos, así como contra los hombres”.

La Comisionada Válková acotó que el convenio no conlleva ningunas limitaciones para la República Checa, ni tampoco arremete contra las costumbres y los valores sociales tradicionales del país.

En el debate intervino asimismo Branislava Marvánová Vargová, del Centro Rosa de Ayuda a las Mujeres, quien confirmó que el tema de la violencia doméstica sigue siendo un problema en Chequia.

”La República Checa enfrenta el problema de la violencia contra las mujeres y la doméstica en general. Ocupamos la media europea aproximadamente en cuanto al número de esos casos, pero al transmitirlo a números concretos resulta que el 30% de las mujeres checas mayores de 15 años tuvo alguna experiencia en su vida con alguna forma de violencia. Esto significa que una de cada tres mujeres se lleva esa desagradable experiencia. El 21% de las mujeres además fue blanco de violencia sexual o física de parte de su pareja”.

Foto: archivo de ČRoFoto: archivo de ČRo Según acotó Branislava Marvánová Vargová, sólo un 8% aproximadamente de las víctimas de la violencia doméstica en Chequia denuncia lo sucedido a la Policía u otras entidades. Este bajo índice se debe al temor ante nuevos ataques, a que las víctimas se avergüenzan de lo sucedido o a otras razones.

De acuerdo con un estudio del Centro para la Investigación de la Opinión Pública (CVVM), la mayoría de los ciudadanos checos desconocen lo que es la Convención de Estambul. Sólo el 12% sabían que el documento se refiere al tema de la violencia, mientras que el 72% no fue capaz de responder. La mayoría tampoco tenía una opinión clara de si el Parlamento Checo debería ratificar la Convención. Sin embargo, entre las personas que conocen el contenido del convenio el 87% manifestó estar de acuerdo con su ratificación.

31-07-2019