Espeleólogos checos se internan en el inframundo maya

25-07-2013

La expedición espeleológica checa Xibalba ha hallado hasta la fecha más de 70 kilómetros de cavernas en la Riviera Maya. Ahora presentan sus descubrimientos en el XVI Congreso Internacional de Espeleología que se está celebrando estos días en Brno.

Expedición Xibalba, foto: ČT24Expedición Xibalba, foto: ČT24 Xibalba es en lengua maya el nombre del inframundo, las cavernas subterráneas donde moran algunas de sus deidades. Ese fue el nombre elegido para la expedición espeleológica checa que desde 2003 se ha dedicado a explorar los complejos de grutas de la Riviera Maya, en la costa oriental de Yucatán.

Ahora el equipo tiene la oportunidad de presentar sus resultados en el XVI Congreso Mundial de Espeleología de Brno. A lo largo de 13 estancias, la última a finales de 2012, los espeleólogos checos descubrieron y documentaron más de 70 kilómetros de cuevas, con la complejidad adicional de encontrarse completamente inundadas de agua.

Zdeněk Motyčka, foto: ČT24Zdeněk Motyčka, foto: ČT24 Las exploraciones se hicieron pues en traje de buceo. Una actividad peligrosa en la que no faltaron situaciones límite como un encuentro imprevisto con un cocodrilo. De acuerdo con uno de los integrantes de Xibalba y organizador del Congreso, Zdeněk Motyčka, la expedición se distinguió desde el principio por la conciencia de encontrarse en un lugar cargado de significado religioso.

“Desde luego a diferencia de otras cuevas sobre las que no hay ninguna leyenda, al principio tuvimos una mezcla de sensaciones, sentíamos un misterio. En estas cuevas se encuentran reliquias de todo tipo, esqueletos de animales, fragmentos de piezas de artesanía, de jarras o platos. En comparación con la exploración de cuevas en Europa tenemos aquí este rasgo, que lleva todo al nivel de lo misterioso”.

Los científicos checos presentarán también sus hallazgos en las cuevas de Venezuela, Montenegro, Cerdeña y Rumanía. Al mismo tiempo varias conferencias se dedicarán al potencial espeleológico de China y los Balcanes, donde todavía abundan cuevas inexploradas.

Expedición Xibalba, foto: ČT24Expedición Xibalba, foto: ČT24Otro tema destacado de esta edición del Congreso son los últimos hallazgos de la geomicrobiología, que nos detalla Motyčka.

“Desde hace unos años se viene demostrando, tal como se ha presentado en Brno, que los microorganismos contribuyen a la formación de las cavernas, y que no es solo un asunto, como nos enseñaron en la escuela, de agua y disolución de caliza. La caliza al parecer se deshace con ayuda de microorganismos”.

El lema del Congreso Mundial de Espeleología de este año es “Donde la historia se encuentra con el futuro”, y hace referencia a la coincidencia de tres aniversarios de la historia de la espeleología checa: los 290 años de la entrada de la primera persona al abismo de Macocha, los 80 años de la puesta en marcha de paseos en barca en las cuevas de Punkva y los 40 años del primer congreso espeleológico en Olomouc.

25-07-2013