Estrategas checos sobre la conquista de Bagdad

04-04-2003

Las tropas aliadas lograron conquistar el aeropuerto internacional de Bagdad y se encuentran a diez kilómetros de la capital iraquí. Pavla Jedlicková preguntó al estratega checo, Libor Frank, ¿qué dificultades pueden enfrentar los aliados al entrar en Bagdad?

Aeropuerto de Bagdad, foto: CTKAeropuerto de Bagdad, foto: CTK Libor Frank, de la Academia Militar de Brno, subraya que la rápida toma del aeropuerto es un éxito, pero no necesariamente indica una rápida conquista de Bagdad.

"Podemos compararlo con la situación en la ciudad de Basora que pese a estar cercada desde hace muchos días, todavía no se ha logrado conquistarla. Y precisamente en Bagdad los aliados toparán con una resistencia aún más fuerte. Si en la metrópoli misma no se produce una sublevación contra Sadam Husein, lo que es poco probable, puede durar semanas antes que los aliados controlen Bagdad".

Libor Frank destaca que la conquista de Bagdad será una prueba de fuego para los aliados.

Bagdad, foto: CTKBagdad, foto: CTK "La lucha en la ciudad es siempre muy difícil, significa siempre enormes pérdidas entre soldados y civiles porque se trata de una lucha a corta distancia en un terreno cerrado donde es fácil confundir el soldado con el civil. La mayor carga caerá sobre la infantería porque el uso de artillería y el apoyo aéreo es siempre limitado en la ciudad. Se tratará de prolongadas acciones de despeje del terreno, extremadamente difíciles también para el apoyo logístico".

Libor Frank enfatiza que las tropas aliadas deberán solucionar en Bagdad además la crisis humanitaria.

"Se puede esperar en la metrópoli iraquí la escasez de alimentos, medicamentos, agua potable y energía. También dependerá mucho de la resistencia del régimen de Sadam Husein y de si Estados Unidos está en contacto con la oposición en el seno del régimen. El objetivo no es tomar toda la ciudad sino que liquidar los puntos estratégicos en Bagdad".

Una vez eliminados los centros de poder, Libor Frank opina que la dictadura iraquí se derrumbará y en tal caso los aliados podrán contar con el apoyo de la población que todavía teme que Sadam Husein y su régimen permanezcan en el poder.

04-04-2003