Estudiante secuestrada en Cáucaso en libertad

25-11-2004

La estudiante eslovaca de la Universidad Carolina de Praga y trabajadora humanitaria, Miriam Jevíková, secuestrada hace casi medio año en el Norte del Cáucaso, fue liberada por fuerzas especiales rusas.

Sin un solo disparo y sin ser pagado el rescate transcurrió la acción de liberación de la trabajadora humanitaria eslovaca, Miriam Jevíková, de 28 años. El Servicio Federal de Seguridad de Ingouchia confirmó el martes por la noche que la joven se encontraba en buen estado físico, aunque había sufrido un grave choque. Los detalles de la operación no han sido publicados.

Miriam Jevíková se comunicó mientras tanto por teléfono con su madre en Eslovaquia.

"Mamá, mamá, me decía, y yo le pregunté cómo estaba. Me contestó llorando que estaba mal. Y yo le dije que tenía que aguantar. Me siento ahora mejor, pero todo me parece todavía irreal y no estaré tranquila hasta que no la vea".

Así compartió sus emociones con la Televisión Checa la señora Jevíková después de la liberación de su hija.

En la negociaciones con los secuestradores participaron, aparte de las autoridades eslovacas, instituciones gubernamentales rusas y el Ministerio de RR.EE. checo. Según indicó el jefe de la diplomacia checa, Cyril Svoboda, el Ministerio llevó a cabo negociaciones al respecto, entre otros, con el ministro de RR.EE. ruso, Sergei Lavrov. Svoboda opina que a la liberación de Jevíková sin el pago del rescate contribuyó también el hecho de que no se hubiera informado demasiado sobre el caso en los medios de comunicación.

En la República Checa, donde la joven tenía residencia a largo plazo, surgió un grupo de coordinación que formuló una petición para su liberación. Durante un mes y medio firmaron la petición siete mil personas. El portavoz del grupo fue el periodista checo y recién elegido senador, Jaromír Stetina. Según personeros del Ministerio de Exteriores checo, estas actividades complicaron las negociaciones. Stetina lo niega. Según dijo al diario Lidové Noviny, la iniciativa pudo recordar a los Ministerios de RR. EE. checo y eslovaco que existía una tal Jevíková. A la vez expresó a ambos ministerios felicitaciones por la liberación de la joven eslovaca.

Miriam Jevíková desapareció en el Cáucaso a principios de junio. Antes de su secuestro pasó varios días en Pyatigorsk al sur de Rusia en el marco de un programa de intercambio de trabajadores humanitarios de la Organización para la ayuda a los refugiados en la Federación Rusa. Después viajó sola a Ingouchia. En la frontera entre Ingouchia y Osetia debía encontrarse con sus amigos de la ciudad de Nazran, pero no apareció en el lugar acordado. Posteriormente los secuestradores contactaron con la Organización para la ayuda a los refugiados pidiendo un rescate de un millón de dólares.

25-11-2004