Estudiantes mexicanos disfrutan de un curso de verano en Praga

12-07-2017

El curso de verano de Historia Europea y la Nueva Ciudadanía Europea que acogía estudiantes mexicanos en la Universidad Carolina de Praga ha llegado a su fin. Con motivo de la clausura, Radio Praga ha estado hablando con algunos de los profesores y alumnos que han participado en él.

Josef Opatrný, Luz Araceli González y Zidane Zeraoui, foto: Julia RiosJosef Opatrný, Luz Araceli González y Zidane Zeraoui, foto: Julia Rios Los estudiantes mexicanos han conocido la historia de Chequia y el resto del contiente gracias al curso de verano Historia de Europa y la Nueva Ciudadanía Europea, que ha tenido lugar en las aulas del Centro de Asuntos Iberoamericano. Durante un mes la Universidad Carolina de Praga ha sido la casa de una veintena de alumnos del Tecnológico de Monterrey.

La Doctora del TIC de Monterrey Luz Araceli González, lleva más de 12 años acompañado a los alumnos mexicanos en esta experiencia. El plan de estudios abarca distintos ámbitos estratégicos de la historia de Centroeuropa, según nos cuenta.

“Es un curso amplio que ven desde historia, política, economía, medios, los procesos de transformación en Europa a partir de 1989 en adelante, las revoluciones, las transiciones democráticas en Centroeuropa y en otros referentes de la región”.

El Osario de Sedlec, foto: Archivo de ČRo - Radio PragaEl Osario de Sedlec, foto: Archivo de ČRo - Radio Praga Uno de los módulos está dedicado en exclusividad a la historia de la República Checa. Comenzando con la dinastía de los Premislidas, hacen un recorrido por la Edad Media, el Renacimiento, la Edad Moderna y la época actual. Entre los temas que se ofertan, también se encuentran aspectos sociológicos y culturales, para que los estudiantes puedan conocer en profundidad la sociedad checa.

Además de clases teóricas, la instrucción se complementa con visitas guiadas por Praga y excursiones a otras ciudades. Este año, los jóvenes han viajado a una fábrica de cristal y a la ciudad de Kutna Hora, donde han visitado las minas de plata y el famoso Osario de Sedlec.

El catedrático de Asuntos Iberoamericanos Josef Opatrný, fue uno de los ideólogos de la creación de este curso de verano. Para él, lo académico tiene que ser complementado con la puesta en práctica de las enseñanzas adquiridas.

El Niño Jesús de Praga, foto: Jana Šustová, Archivo de ČRoEl Niño Jesús de Praga, foto: Jana Šustová, Archivo de ČRo “Yo debo decir que siempre subrayo el lado poco pedagógico diciendo: ustedes no están aquí solamente para escuchar el curso, también para visitar y ver con sus propios ojos. Por ejemplo, casi cada hispanohablante debe visitar el Niño Jesús de Praga. Es un símbolo de las relaciones entre el mundo hispánico y Europa central ya desde el siglo XVII”, nos explicaba.

Dentro de las variadas actividades que conforman el curso, se encuentra también la asistencia a dos conciertos de música clásica. Muchos de estos jóvenes no han podido vivir esta experiencia previamente y aquí se les da la oportunidad de disfrutarla, expresaba Opatrný.

“También es importante para ellos escuchar la música tradicional checa, la música clásica. Naturalmente, algunos estudiantes anteriormente no han tenido ninguna experiencia con la música clásica, pero cuando están en Praga tienen que aprovechar la oportunidad de que cada semana hay conciertos en las iglesias o salas de conciertos. Entonces, en el curso está incorporado esta lista de conciertos”.

Las razones para escoger a Praga

El Tecnológico de Monterrey, foto: Archivo del Tecnológico de Monterrey, CC BY-SA 3.0El Tecnológico de Monterrey, foto: Archivo del Tecnológico de Monterrey, CC BY-SA 3.0 El Tecnológico de Monterrey cuenta con intercambios académicos para un semestre, el año completo o para la temporada estival. En estos momentos, muchos de sus alumnos están disfrutando de estas experiencias en Australia, Estados Unidos, Alemania o España.

El interés de los mexicanos por Centroeuropa fue importante desde la creación del curso de verano de Praga y sigue creciendo en los últimos años. Diana Patricia Corona es una de las jóvenes que se ha beneficiado durante este mes de la estancia en la capital checa. La curiosidad por cononocer las similitudes y diferencias entre su país de origen y Chequia, la movieron a decidirse por este programa.

“El curso trata de la historia de la República Checa, pero también de las relaciones que tiene con América Latina. Es muy interesante ver como estos dos países, a pesar de ser tan diferentes y de estar tan lejos el uno del otro geográficamente, tienen muchas similitudes entre ellos”, comentaba al respecto.

Luis Alfonso Sabanero y Diana Patricia Corona, foto: Julia RiosLuis Alfonso Sabanero y Diana Patricia Corona, foto: Julia Rios Las ramas académicas de procedencia de estos estudiantes son variadas. Podemos encontrar desde futuros ingenieros, hasta médicos, diplomáticos o abogados. El TIC de Monterrey les permite convalidar algunas materias optativas si relizan algunos de estos cursos de veranos.

Gracias a estas materias de libre elección, los jóvenes pueden ampliar sus asignaturas a otros ámbitos de estudio que no tengan nada que ver con las que cursan habitualmente. Esta es una de las razones por las que muchos de ellos se aventuran a venir a Praga.

Pero el motivo estrella para escoger la República Checa como destino es su situación geopolítica en el centro del continente europeo. Luis Alfonso Sabanero, otros de los beneficiarios del programa este año, nos lo explicaba de esta manera.

“Como la República Checa está en el centro de Europa, no importa si estás en Praga o en Brno, te queda muy cómodo moverte a los pueblos de alrededor o viajar a otros países para conocer más allá en Europa. Parte de eso es la cultura de moverte, saber explorar las oportunidades que tienes en la mano”.

El Centro de Estudios Iberoamericanos, foto: Google Street ViewEl Centro de Estudios Iberoamericanos, foto: Google Street View Muchos de estos jóvenes han aprovechado su estancia en Praga para viajar a otros países como Alemania, Austria, Polonia o Hungría. Las posibilidades culturales de la capital checa, también les han entusiasmado y han realizado diferentes tours por la ciudad.

Un curso con casi 20 años de historia

Este curso está organizado por docentes del Centro de Estudios Iberoamericanos de la Universidad Carolina y por el Tecnológico de Monterrey. Profesores de ambos países imparten a 20 jóvenes mexicanos los distintos módulos que componenen la itinerancia del seminario.

Las relaciones entre ambas instituciones académicas se remontan casi 20 años atrás cuando, tras un viaje del profesor Opatrný a Monterrey, decidieron anfianzar sus lazos con la creación de este curso.

TIC de Monterrey, Campus Querétaro, foto: zmx80, CC BY-SA 2.0TIC de Monterrey, Campus Querétaro, foto: zmx80, CC BY-SA 2.0 El Doctor Zidane Zoraui era en aquellos tiempos Director del Departamento de Relaciones Internacionales del TIC de Monterrey y, junto con Opatrný, pusieron en marcha el proyecto. Para él, este intercambio cultural es una gran oportunidad para los estudiantes.

“La idea es tener alumnos del Tecnológico de Monterrey aquí en el centro de Europa que puedan aprovechar durante el verano para tener un intercambio cultural con una de las capitales más importantes y con una ciudad, que realmente, uno nunca se cansa de visitarla”.

El Tecnológico de Monterrey es una institución de educación superior que cuenta con más de 30 campus en México. Los programas internacionales que oferta son amplios y variados, esperando que para 2020 el 80 por ciento de sus alumnos haya disfrutado de una experiencia en el extranjero.

Foto: Kristýna Maková, Archivo de ČRo - Radio PragaFoto: Kristýna Maková, Archivo de ČRo - Radio Praga El intercambio estudiantil con la Universidad Carolina de Praga es uno de los que lleva funcionando más tiempo, sin sufrir ninguna interrupción. El prestigio del centro checo y la posibilidad de contar con docentes locales, son algunas de las ventajas que destaca la Doctora González sobre el curso de verano.

“Para el Tecnológico de Monterrey es sumamente importante tender lazos para que nuestros alumnos puedan vivir estas experiencias pero con universidades de muy alto prestigio. El hecho de estar aquí para nosotros es muy enriquecedor porque, además, el Centro de Estudios Iberoamericanos está muy bien prosicionado y todos los profesores que imparten clase a nuestros alumnos son profesores checos que dominan el habla hispana y que les da a los alumnos riqueza cultural”.

Esta riqueza cultural, unida a las competencias económicas, políticas y sociales que adquieren los estudiantes durante su estancia en la ciudad, contribuyen a que sigan escogiendo Praga como destino para ampliar sus conocimientos durante el verano.

La estancia de este grupo terminó el viernes con la realización de algunos exámenes y ya se encuentra de regreso a México. A pesar de esto, los profesores ya están pensando en la programación del curso para el año próximo.

12-07-2017