Eurodiputado Zelezný privado de la inmunidad

14-10-2005

El parlamento Europeo privó este jueves la inmunidad al eurodiputado checo Vladimír Zelezný. El ex jefe de la televisión comercial Nova está acusado en la República Checa de fraude aduanero, evasión fiscal y estafa al acreedor.

Una mayoría aplastante de los eurodiputados votaron este jueves a favor de la extradición de Zelezný, incluyendo a los eurodiputados checos, que opinan que los casos deberían ser investigados debidamente; uno de ellos, Jaroslav Zverina, matizó que la extradición incluye ciertas condiciones.

"El señor Zelezný no puede ser encarcelado en prisión preventiva hasta que el tribunal pronuncie el veredicto", indicó el eurodiputado checo.

La justicia checa tuvo que aplazar dos veces el proceso con el ex jefe de la televisión Nova, ya que Zelezný primero consiguió la inmunidad tras ingresar en el Senado checo y después de que la Cámara Alta del Parlamento lo privara de la inmunidad, fue elegido como eurodiputado.

No obstante, también el Parlamento Europeo calificó la causa de Zelezný como apolítica y en tales casos suele aprobar la extradición del respectivo eurodiputado.

Foto: La Comisión EuropeaFoto: La Comisión Europea El portavoz del tribunal, Lubos Vlasák indicó que no es posible especificar cuándo será iniciado el pleito.

"Creo que el presidente del senado iniciará de inmediato el litigio, en cuanto el tribunal municipal reciba la decisión del Parlamento Europeo sobre la extradición,", indicó el portavoz.

Vladimír Zelezný es conocido en la República Checa como el hombre que introdujo en el país la cultura televisiva comercial tras la caída del comunismo, liderando durante muchos años la televisión Nova, pero también como el culpable de que la República Checa se vio obligada a pagar casi 350 millones de euros a la compañía estadounidense CME, la que demandó a este país centroeuropeo ante el tribunal internacional de arbitraje en Estocolmo por la pérdida de sus inversiones en la televisión Nova. Dicho tribunal decidió en el 2003 que el Estado checo no fue capaz de proteger las inversiones de dicha compañía en la televisión.

14-10-2005