Europa endurece la ley de armas de fuego a pesar de la oposición checa

15-03-2017

Los legisladores del Parlamento Europeo aprobaron este martes una norma para endurecer las leyes sobre el uso civil de armas. Todos los eurodiputados checos, excepto uno, votaron en contra de la directriz europea. Consideran que el país dispone de leyes suficientes para el control de armas.

Foto: ČTKFoto: ČTK Una nueva directiva aprobada por la Eurocámara obligará a los países miembros a endurecer sus leyes sobre las armas que usan munición de fogueo para evitar que se puedan convertir en armas de guerra.

La normativa contó con el respaldo de 491 legisladores, 178 votaron en contra y hubo 28 abstenciones.

Con excepción de uno, todos los eurodiputados checos rechazaron la normativa. El legislador Jan Zahradil explicó a la Radiodifusión checa las razones que le llevaron a votar en contra de la normativa.

“En la República Checa tenemos leyes estrictas y no es necesario hacerlas tambalear con una directriz transnacional, en este caso a nivel europeo”.

Jan Zahradil, foto: Jan Bartoněk, ČRoJan Zahradil, foto: Jan Bartoněk, ČRo Ya con anterioridad, el primer ministro, Bohuslav Sobotka, y el ministro del Interior, Milan Chovanec, habían expresado su desacuerdo con las intenciones de Bruselas.

El eurodiputado Zahradil, subrayó que a pesar de ser un político de la oposición coincidió con el Ejecutivo y expresó su satisfacción por la unidad conseguida por los legisladores checos en el Parlamento Europeo.

“Considero que nuestra expresión de desacuerdo fue razonable. Puedo decir que logramos consenso nacional, con una única excepción, a lo largo y ancho del variopinto espectro político que representan los eurodiputados checos”.

El único que estuvo en contra y optó por abstenerse en la votación de la Eurocámara fue el legislador Luděk Niedermayer, que justificó su decisión de la siguiente manera.

“Funcionamos en un mercado común, en el que las personas y la mercadería se mueven libremente. Esto significa que armas desactivadas de manera inadecuada en un país sirvieron para asesinar en otro. Creo se trata de una regulación justificada”.

Luděk Niedermayer, foto: Filip Jandourek, ČRoLuděk Niedermayer, foto: Filip Jandourek, ČRo Los países miembros tendrán 15 meses desde la fecha de entrada en vigor de la directiva para trasladar las nuevas normas a su legislación nacional. La normativa veta el uso civil de armas cortas semi-automáticas con más de 20 disparos, armas largas con más de 10 disparos sin recarga.

En Chequia se estima que la directriz es discriminatoria, porque no afecta a los que ya disponen de este tipo de armas pero impide su adquisición a los nuevos interesados.

Las armas desactivadas deberán ser declaradas a las autoridades nacionales, ya que algunas se reconvierten fácilmente, tal y como ocurriera en el ataque de 2015 a las oficinas de la revista francesa Charlie Hebdo, en el que fueron asesinadas 12 personas.

15-03-2017